Una melodía universal

He creído que este comentario a una de mis entradas, escrito por José Luis Acedo horas antes del discurso de  investidura de Obama, merece estar en un post.

Además de por la brillantez de sus palabras, lo recojo porque pienso que ha sido tal como lo anticipaba:

 

obamajura

El joven autor del discurso de investidura de Obama, Jon Favreau, tiene nombre de poeta. En unas horas, el eco de sus palabras recorrerá el mundo en busca de los corazones en millones de personas tratando de despertar, en todas y cada una de ellas, un sentimiento semejante.

Por encima de fronteras nacionales, confesiones religiosas, sexo, edad, raza, cultura… el mensaje de Obama renacerá en su encuentro con cada individuo, apelando a los valores e ideales fundamentales que comparte el ser humano… pero ofreciendo una esperanza concreta, una oportunidad de cambio, una invitación personal a la construcción de nuestros propios sueños.

Y para ello, más allá de la profundidad y belleza de las palabras, el poeta ha de ser voz, voz serena que acalle los gritos y nos invite a crear juntos la melodía de un nuevo tiempo.

Como decían aquellos versos de Neruda… “Yo no vengo a ofrecer nada / Yo vine aquí para cantar / y para que cantes conmigo”.

1 comentario en “Una melodía universal”

  1. Parece extraño ver esa imagen, un presidente negro en la Casa Blanca, un ligero cosquilleo pasa por mi estómago cada vez que miro las fotos de la toma de posesión. Anoche escuchaba a Garrigues Walter en TVE1 y analizaba cada palabra, volví a releer el discurso del Presidente y no dejaba de pensar en si había demasiadas expectativas sobre un hombre del que algunos ya hablan que podrá decepcionarse a si mismo, y yo me preguntaba si alguien se imaginaba ver a un presidente negro en EEUU hace 40 años, las utopías son utopías pero a veces se convierten en realidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.