Archivos de la categoría ‘Audiovisual’

 

La comunicación audiovisual es una de las herramientas más potentes que existen en nuestra sociedad para transmitir valores, en el aspecto positivo, y para perpetuar tópicos y desarrollar estereotipos, en el lado negativo.

A pesar de que en los últimos años, en concreto desde 2012, se ha producido un descenso en el número de horas que la ciudadanía española pasa ante la televisión, la cifra sigue siendo muy significativa. La media se sitúa en las cuatro horas al día, en concreto un total de 243 minutos, según los datos correspondientes al cuarto trimestre de 2015 recogidos en el Estudio Barlovento.

El televisor ha sido tradicionalmente conocido como la caja tonta, al presuponerse una ausencia de visión crítica por parte de la audiencia. Sin embargo, los contenidos que nos llegan a través de la televisión tienen una fuerza simbólica enorme que, convenientemente conformados desde una estrategia de impacto social positivo, que no tiene por qué producir un alejamiento del objetivo de ganar espectadores y espectadoras, tendrían un poder transformador enorme.

Desde un punto de vista comunicativo, el medio televisivo tiene una capacidad inmensa para llenar nuestras vidas de lo que el lingüista George Lakoff y el filósofo Mark Johnson han llamado “metáforas de la vida cotidiana”. Su conexión por tanto con valores como la igualdad resulta fundamental para seguir avanzando en este sentido.

No obstante, apostar por estrategias de impacto positivo en esta línea no deben reducirse a acciones puntuales e inconexas de responsabilidad social, ni a intentos de cubrir expediente manteniendo ciertos programas con una orientación más formativa. Se trata de garantizar un compromiso global, estratégico, que impregne toda la capacidad comunicativa del medio de manera transversal.

A este respecto realicé este llamamiento en la inauguración de las XV Jornadas Profesionales de la Fundación Audiovisual de Andalucía que puede verse en este vídeo.

 

 

La convergencia entre el audiovisual e Internet, con todo el desarrollo tecnológico que implica, sigue produciendo cambios profundamente transformadores. El sector se enfrenta en la actualidad a un escenario de grandes oportunidades, pero también de retos que requieren respuestas cada vez más imaginativas.

 

El contexto en el que se desarrolla la transmisión de contenidos audiovisuales ha registrado modificaciones muy importantes en los últimos años que ha tenido consecuencias en los formatos.  Me refiero a cambios en muchos casos vertiginosos que llevan al sector a una especie de regeneración constante.

 

En este sentido, resultan especialmente interesantes las fórmulas desarrolladas para escuchar a la sociedad como destinataria última de dichos contenidos, observar nuevos hábitos de consumo como los que conducen a la omnicanalidad, detectar indicios de cambio, analizar tendencias, anticiparse a ellas… Lejos de mermar la labor creativa en torno al ámbito audiovisual, esta tarea lleva, en mi opinión, a enriquecerla.

 

Una de las variaciones más relevantes que se están dando en el mercado audiovisual tiene que ver con el perfil del receptor. El consumidor tiende a convertirse en prosumidor, es decir, también productor, y en el sector que nos ocupa esto nos lleva a producir contenidos para receptores que son a su vez emisores.

 

Lo hemos podido observar recientemente, por ejemplo, en grandes eventos deportivos como la final de la UEFA Europa League o en la final de la Copa del Rey, con personas anónimas retransmitiendo por Periscope al mundo desde su salón el partido que proyectaba su televisor y respondiendo en directo a los comentarios que los espectadores hacían. Algunas de estas retransmisiones, desarrolladas simplemente poniendo el teléfono móvil frente al televisor, sumaban varios miles de seguidores y seguidoras.

 

Una de las grandes tendencias actuales que mejor conecta con esta nueva realidad de los públicos es la cocreación. De hecho muchos de los nuevos formatos audiovisuales que se están desarrollando presentan estrategias transmedia en las que la audiencia puede interactuar participando de manera activa en la generación de nuevos contenidos y disfrutar de una experiencia unitaria a través de diversos soportes tecnológicos.

 

Por otra parte, uno de los mayores retos a los que se enfrenta el sector audiovisual es encajar convenientemente los contenidos profesionales  en este contexto en el que toman tanto protagonismo los receptores-emisores.

 

JornadasFormatosAudiovisuales

 

De todo ello hablaremos en los próximos dos días en las Jornadas Profesionales organizadas por la Fundación Audiovisual de Andalucía (AVA), que este año alcanzan su edición número 15. Mañana martes día 24 me corresponderá inaugurar un programa de mesas de debate y ponencias a cargo de expertos  y expertas de muchísimo prestigio y conocimiento sobre esta materia. Entre otros y otras, por ejemplo, contaremos con la presencia de Javier Olivares, creador de ‘El Ministerio del Tiempo’, Gervasio Iglesias, productor en La Zanfoña Producciones (‘La isla mínima’), Fernando López Puig, director del área de Cine y Ficción de TVE, Lucía González, directora de Verne (El País),  César González, director de Informativos de La Sexta, Esperanza Martín, productora ejecutiva de programas como ‘El objetivo’, que conduce Ana Pastor, y ‘El Club de la Comedia’, etc.

 

Puedes consultar el programa completo en este enlace y seguir el streaming a través de la web de la Fundación AVA, organización que tengo el honor de presidir actualmente.

 

 

 

 

 

 

Esta semana he tenido la oportunidad de participar como ponente en una interesante jornada en la que hemos analizado la participación de la mujer en el ámbito tecnológico. Los datos sobre la presencia femenina, tanto como estudiantes o entre el profesorado, en las carreras técnicas (Ingeniería Electrónica o Informática, por ejemplo) son alarmantes. ¿A qué se debe esta situación? Abordamos las posibles respuestas en un enriquecedor debate que puedes ver completo en este enlace. También puedes acceder a información a través de la web de la Fundación Audiovisual de Andalucía, de la que soy presidenta.

 

JornadaTecnológicas

Participantes en la jornada ‘Tecnológicas: mujeres en digital’, celebrada el jueves 28 de abril en Sevilla.

 

Comparto aquí la parte correspondiente a mi intervención en la mesa inaugural, en la que estuve acompañada del decano del Colegio Oficial de Ingenieros e Ingenieras de Telecomunicación, David Cruz, la decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, María del Mar Ramírez, y la Managing Director de Girls in Tech Spain, Elena Cruz.

 

El título del evento fue: ‘Tecnológicas: mujeres en digital’ y ha tenido como objetivo principal concienciar a la ciudadanía de la necesidad de incorporar a las mujeres a las STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) para combatir su escasa presencia en estos ámbitos, además de romper el estereotipo de la ingeniería como un perfil profesional masculino y poco atractivo para ellas.

 

 

 

Esta semana se celebra la primera muestra de cine realizado por mujeres Wofest Huelva. He de reconocer que desde que tuve conocimiento de la iniciativa me gustó la idea y a medida que ha ido tomando forma hasta la presentación de su excelente programa me ha ido entusiasmando.

 

El próximo viernes tendré el honor de intervenir en la inauguración mediante un encuentro con el público en el Gran Teatro junto a la actriz Luisa Gavasa, Goya 2016 a la Mejor Actriz de Reparto por ‘La novia’; Virginia Yagüe, guionista y presidenta de CIMA; Marta Velasco, productora ejecutiva de Áralan Films; Pilar Ortega, exdirectora de Coproducciones de Canal Sur; y Tania Balló, directora.

 

CartelWofest

 

 

Esta propuesta tiene lugar en torno a la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y se suma, por tanto, a las iniciativas para llamar la atención sobre la situación de la población femenina en el mundo, en este caso, a través del cine, y reivindicar una igualdad real entre hombres y mujeres.

 

En muchos de los actos en los que he participado y en las charlas que he ofrecido relacionadas con derechos de la mujer me he visto obligada a comenzar siempre sobreponiéndome a la frustración de ver salas mayoritariamente llenas de público femenino y una participación minoritaria o inexistente de hombres. Tengo la convicción de que una vez convencidas de que no debemos tolerar más injusticia contra nosotras, de que necesitamos una mayor visibilidad, más fuerza colectiva para derribar barreras… es imprescindible lograr implicar a los hombres en la lucha por la igualdad para que sea efectiva. Por este motivo, espero que Wofest sea una muestra de cine realizado por mujeres con el mayor alcance social posible.

 

Sin entrar en disquisiciones estéticas sobre las características especiales que puede tener el arte producido por mujeres, en mi opinión, una iniciativa de este tipo es muy oportuna, entre otras muchas razones porque permite avanzar hacia una mayor visibilidad, lo cual es imprescindible, a su vez, para continuar progresando a favor de la igualdad real. Las profesionales del sector audiovisual han encontrado en general históricamente muchas más barreras que los hombres para desarrollar su trabajo, al igual que ha ocurrido en otros muchos ámbitos. Los datos que facilitaré sobre la presencia femenina en el sector, gracias a la información obtenida para la elaboración del catálogo y la guía del audiovisual en Andalucía de la Fundación AVA, de la que soy presidenta, dibujan un panorama claramente liderado por hombres.

 

Por otra parte, me gustaría remarcar algo básico, tan básico como que estas obras audiovisuales realizadas por mujeres y protagonistas de esta muestra son necesarias en nuestra sociedad. Pienso que el  cine, al igual que la literatura, tiene ese poder mágico de permitirnos vivir las vidas de otros y de otras, de introducirnos en ellas de tal modo que salgamos por un momento de nuestro ‘micromundo’ y sintamos como sentiría alguien ajeno a nosotros y nosotras. Esta capacidad de experimentar mediante la visión de los demás no sería completa si la manera de ver el mundo que tienen las mujeres no pudiera canalizarse de ese modo. Quienes me seguís habitualmente sabéis que insisto muchísimo en la importancia de la comunicación de valores y estoy segura de que el universo femenino ha generado valores propios que es preciso transmitir también de esta forma, a través del cine.

 

Las distintas generaciones que coincidimos en este espacio temporal tenemos una oportunidad magnífica para acelerar el motor del cambio hacia una sociedad basada en la igualdad real entre hombres y mujeres, para combatir de una vez por todas la discriminación, el machismo destructivo. Aprovechemos el poder mágico que  nos brinda el arte para hacerlo. Nos vemos en Wofest Huelva.

Hoy mi post tiene relación con una canción que suena mucho estos días en España y no dejo de tararear. Me refiero a ‘Hotline bling’, de Drake. Hace unos meses, poco después de que se publicara el tema con gran éxito, lo utilicé  en una conferencia como ejemplo de una de las tendencias actuales más relevantes en marketing y comunicación, de las que os hablé en un post reciente.

 

Cuando el rapero lanzó el vídeo de este tema fue customizado de manera inmediata por muchísimas personas que construyeron memes con él y lo convirtieron en viral, como podréis comprobar en el segundo de los vídeos que os enlazo.

 

Recurrí a esta canción para ejemplificar la tendencia sobre cocreación masiva. Si observáis los movimientos del artista, en cada uno de ellos parece mimetizarse con su propio meme. Drake domina claramente el lenguaje de Internet. Cabe recordar a este respecto que a él se le relaciona con la popularización del famoso lema YOLO (You Only Live Once — solo se vive una vez–), por el que llegó a plantear cobrar derechos de autor.

 

Es importante que al comunicar y desarrollar nuestras acciones de marketing tengamos en cuenta esta tendencia, ya que nuestro mensaje podría ser reconstruido e incluso deconstruido masivamente y perder así el sentido original. En todo caso, no debemos despreciar el deseo de las personas de hacer suyo el contenido que estamos transmitiendo. Cuanto más conozcamos sobre el proceso, más hábiles seremos en garantizar la efectividad de lo que queremos comunicar. La comunicación es multidireccional, como indicaba otra de las tendencias que analicé, por lo que muchos de los preceptos clásicos ya no tienen cabida y debemos ser conscientes de ello.