Archivos de la categoría ‘Comunicação’

En los últimos días he tenido la oportunidad de analizar en foros muy interesantes aspectos que yo considero fundamentales para alcanzar un liderazgo que resulte inspirador. Una de esas claves se encuentra en una gestión estratégica de nuestra comunicación personal de manera coherente con aquello que somos y con lo que de manera diferencial podemos ofrecer a la sociedad para posicionarnos correctamente.

 

En este caso comparto una charla con el coach Joan Gaya para su grupo de coaching ‘Mujeres extraordinarias’. Él ha considerado que de alguna forma el camino que yo he recorrido para llegar hasta donde me encuentro en estos momentos, mis valores y mi forma de entender el liderazgo femenino podrían resultar de inspiración para las integrantes de este foro. Esto representa un orgullo para mí y, además, es un placer siempre tener la oportunidad de compartir y aprender con otras personas.

 

Tradicionalmente los responsables de los departamentos de publicidad y marketing en las empresas se han afanado en lograr la mayor cantidad de datos posible para afinar al máximo las acciones en función del perfil de sus consumidores. El proceso, denominado targeting, implica la segmentación del público objetivo, normalmente por grupos. Algunos ejemplos podrían ser su división por edad, por estado civil, por lugar de residencia, etc.

Las herramientas que ha brindado Internet han permitido impulsar una cada vez mayor personalización de estos procedimientos, hasta el punto de que el foco ya no está en el grupo, sino en el individuo. De este modo se ha generado una cantidad de datos colosal sobre todos nosotros como consumidores. La siguiente fase nos lleva a la HIPERPERSONALIZACIÓN, con productos o servicios conectados en mayor medida con nuestras necesidades, preferencias, inquietudes e incluso con nuestras emociones más íntimas.

Todo esto está relacionado con el concepto BIG DATA, que tanto se menciona últimamente. La disponibilidad de una gran cantidad de datos no implica directamente, no obstante, que se obtengan ventajas competitivas. La información en sí, en este caso, no da el poder, sino la manera en la que se procesa.

 

El desarrollo de servicios de análisis de datos, como software específico para el tema que nos ocupa, adquiere, en consecuencia, una enorme importancia en el ámbito empresarial. De todos modos, solo una mínima parte de las grandes empresas está dándole esta orientación al Big Data en estos momentos, según indica la revista Forbes.

El procesamiento estratégico de los datos nos lleva al siguiente concepto que marca una de las principales tendencias en el entorno de los negocios: RIGHT DATA. Podríamos considerar que la cantidad de datos recopilados por las interacciones de los clientes actuales o potenciales con los servicios, la información personal publicada sobre estos, su comportamiento en el momento de la compra, sus opiniones en redes sociales después de esta, etc. representan parte de la materia prima para una empresa.

A continuación es necesario procesar esa materia prima de forma que se convierta en nuevas oportunidades para la compañía, por ejemplo, al introducir mejoras en el producto o servicio en función de la información recogida, ayudando a posicionarlos mejor, desarrollando nuevas líneas de negocio u observando tendencias que le permitan adelantarse a su competencia.

A través del Right Data vamos a preguntarnos, entre otras cosas, qué datos de los que hemos recopilado son realmente relevantes y de cuáles no disponemos aún y también son importantes. Los sistemas más actualizados de análisis informático ofrecen, en este sentido, posibilidades infinitas, cuyo único límite, en mi opinión, lo pone la capacidad creativa de los responsables de estos nuevos “servicios de inteligencia” dentro de la empresa y su alineación correcta con los objetivos estratégicos de esta.

Hay un aspecto que considero especialmente relevante a partir de todo lo comentado anteriormente. Se trata de la conexión de estas dos tendencias importantísimas en el ámbito empresarial: Right Data e hiperpersonalización. De hecho la capacidad analítica de la masa ingente de datos puede conducir al desarrollo de productos, o aplicaciones relacionadas, con una conexión más efectiva con sus destinatarios, es decir, con los clientes. Por tanto, los beneficios de este proceso son mutuos, ya que estos últimos pueden recibir una mejor experiencia en conjunto y esto también supone un valor añadido para la empresa. Un ejemplo lo encontramos en la compañía John Deere y sus tractores con tecnología que, a través del análisis de los datos recogidos relacionados con la actividad agrícola, facilitan información útil a los agricultores.

 

Si vamos aún más allá podríamos analizar la importancia que el Right Data tendrá en su vinculación con el Internet de las cosas (IDC), la hiperconexión de todo tipo de objetos cotidianos mediante la Red. La aplicación práctica lleva a que, por citar solo un caso, una prenda que cojamos de una estantería en una tienda de ropa esté provista de sensores que transmitan información instantánea. De esta forma, la empresa propietaria puede determinar cuánto tiempo estuvo en nuestras manos, cuál es el pantalón que más ha interesado, etc.

 

Smartwatch

Como indica el pensador Jeremy Rifkin en una entrevisa para El País sobre su libro La sociedad de coste marginal cero. El Internet de las cosas, el procomún colaborativo y el eclipse del capitalismo (Paidós), en el año 2020 “habrá unos cien mil millones de sensores en todo el mundo organizando todo digitalmente, funcionarán como una gran extensión del cerebro humano y conectados en una gran familia en la vida económica, social y cultural”.

Al igual que ocurre en todos los casos que analizamos a través de las investigaciones de coolhunting, asumir o no lo marcado por una tendencia dependerá de lo que establezca la estrategia empresarial. La aplicación de las mencionadas, en concreto, será más útil en unos sectores que en otros. Sin embargo, sus posibilidades pueden ser determinantes para que empresas, sean del tipo que sean, se adelanten al futuro ganando en consecuencia importantes ventajas competitivas en el presente.

 

((Nota: este artículo ha sido publicado por la autora de este blog originariamente en la web de la Asociación Española de Coolhunting))

Comparto un breve vídeo en el que analizo para Andalucía Emprende TV la importancia de mantener en todo el proceso de emprendimiento una comunicación actualizada, es decir, que esté atenta a las tendencias para dar una respuesta eficaz a las preferencias y necesidades de los consumidores. Este fue el tema elegido para la conferencia que ofrecí minutos antes en una jornada con emprendedores y emprendedoras en El Cubo, en Sevilla.

 

Cuando empiezo a escribir estas líneas me siento conmocionada, como millones de personas en el mundo, por los atentados en París de este viernes 13 de noviembre. No obstante, me gustaría mantener al menos por un instante la frialdad necesaria para hacer una reflexión como periodista. Es cierto que los acontecimientos históricos hay que analizarlos con cierta perspectiva para llegar a entender su dimensión. Sin embargo, creo que en este caso no es difícil percibir que algo ha cambiado irremediablemente en nuestro mundo.

Observo que una tragedia de la relevancia de la que se ha producido en la capital francesa ha sido una prueba también para la profesión periodística. Leo muchísimos comentarios en las redes sociales sobre la ausencia de información instantánea en televisiones de España sobre lo que estaba sucediendo. Muchos, entonces, tal como reconocen, volcaron su deseo de saber en Internet. Y ahí, la inmediatez, la viralidad, etc., convirtieron datos oficiosos en oficiales antes de que lo fueran, fotos de acontecimientos antiguos como si se correspondieran con estos ataques, llevaron a la interpretación errónea de gestos como el apagado de la Torre Eiffel…

Considero que anoche de algún modo las redes sociales ganaron en capacidad informativa a los medios de comunicación tradicionales. Me sorprendió especialmente, por ejemplo, cuanto tardó el diario Le Monde en actualizar su portada digital. En medio del desconcierto y de la búsqueda necesaria de respuestas muchos usuarios de Internet buscaban tuiteros de referencia a través de los cuales seguir las noticias de lo que ocurría en París. Discernir en esta situación entre lo que se corresponde con información contrastada, es decir, con periodismo de calidad, y lo que no, se convierte en una tarea muy complicada.

Por otro lado, los medios de comunicación se han afanado en encontrar el adjetivo más apropiado para tratar de describir la brutalidad de estos terribles sucesos: masacre, horror, carnicería… Todos parecen lejos de representar la barbaridad de estos atentados y en la era de la comunicación visual por excelencia las imágenes terminan significando más que mil palabras. He aquí otra de las principales reflexiones que quiero compartir con mis lectores y lectoras y me encantaría conocer vuestra opinión al respecto.

Antes de la eclosión de los medios sociales de Internet, cuyo ritmo informativo vertiginoso repercute sobre los medios de comunicación tradicionales, se debatía a menudo sobre la pertinencia o no de mostrar imágenes sangrientas de guerras, por ejemplo. En todo caso, las fotografías de los admirados profesionales que cubrían los conflictos bélicos pasaban determinados filtros. Ahora esos filtros se han difuminado y el acceso a vídeos con contenidos terribles sobre lo sucedido es casi instantáneo. Cualquier ciudadano puede transmitir en ‘streaming’ y los medios en muchas ocasiones acaban haciéndose eco.

Hace un momento he visto el vídeo grabado por un periodista de Le Monde durante el ataque a la sala de fiestas en París y me pregunto, ¿es necesario? Una parte de mí prima la información, también visual, y la necesidad de enfrentarnos al horror para tratar de captar su dimensión y, de algún modo, preparar nuestra respuesta como sociedad a partir del sufrimiento. Hay otra parte que se sigue haciendo esa pregunta sobre la conveniencia o no de compartir contenidos como ese.

Cuando logremos salir del estado de shock al que nos ha conducido esta barbarie creo que toda la profesión periodística debería reflexionar sobre todos los cambios que se han producido a partir del desarrollo de los social media y si está respondiendo adecuadamente a esta nueva realidad.

Os animo a comentar y a trasladarme vuestra opinión en relación con este tema. Y, por supuesto, como he venido haciendo en mis perfiles de Facebook y Twitter, transmito una vez más mi máximo cariño y solidaridad con toda Francia en estos duros momentos.

Captura de pantalla 2015-11-14 a las 12.46.18

A menudo nos encontramos excelentes iniciativas empresariales, ideas creativas magníficas o proyectos de emprendimiento que merecían la pena y que, sin embargo, se quedan por el camino. Una de las principales razones es el hecho de subestimar la comunicación en gran parte del proceso. Esta debe ser transversal e impregnar todas las decisiones desde el principio.
Si entendemos la comunicación como relación, se establecen conexiones en este sentido no solo en el momento en el que el emprendedor o emprendedora pone en marcha su actividad de cara a un público, sino desde el primer instante en el que promueve un vínculo comunicativo intrapersonal con su idea creativa, con lo que será su futuro modelo de negocio. A partir de ahí se producen otras relaciones comunicativas, las principales con sus colaboradores (socios, business angels, etc.) y con sus clientes, comunidades de usuarios o público en general.
En todas las fases es preciso afrontar la comunicación con un planteamiento estratégico, que tiene en cuenta una serie de elementos fundamentales: investigación, conocimiento; formulación de objetivos; diseño de acciones; desarrollo, ejecución; y evaluación, seguimiento.
Es importante conocer las tendencias en comunicación y marketing para que las acciones en estos ámbitos sean efectivas, al conectar correctamente con las preferencias y hábitos de los clientes o potenciales usuarios del servicio que se proponga. A continuación te indico las principales que existen en la actualidad; tuve la oportunidad recientemente de exponerlas en una jornada de Andalucía Emprende en Sevilla ante numerosos emprendedores:
▪ Conexión con valores.
▪ Hiperpersonalización.
▪ Emocionar a través del ‘storydoing’.
▪ Multi (multicanal, multipantalla, muldireccional).
▪ De la marca corporativa a la marca social (comprometida, activa).
▪ Cocreación masiva, customización de la comunicación.
▪ Visual (ilustración, animación…).

tendencias

En próximas entradas en este blog analizaré las principales tendencias empresariales actuales y otras claves que entiendo que cualquier emprendedor debe conocer sobre marketing y comunicación para que la conexión de su modelo de negocio con el público sea la esperada.

(NOTA: Esta página personal compite en los premios Bitácoras a los mejores blogs en español. En estos momentos está muy bien posicionado entre los primeros en la clasificación parcial de la categoría ‘Marketing y Social Media’. Si te apetece, aún estás a tiempo de votar por él a través de este enlace. Serán solo 15 segundos. Te lo agradezco de antemano).
PUEDES VOTAR HACIENDO CLIC AQUÍ