En este blog he escrito en numerosas ocasiones sobre una disciplina que me apasiona y que está adquiriendo mucha importancia ante la necesidad de encontrar respuestas en un contexto, como es el actual, tan cambiante. Se trata de la investigación de tendencias, a la que en España nos referimos frecuentemente con un anglicismo: coolhunting (en adelante sin cursiva por tratarse de un término habitual en esta web, aunque sea una importación de otra lengua).

A finales de año y principios del siguiente muchos blogueros y blogueras del ámbito del marketing y la comunicación se lanzan a hacer sus predicciones sobre las que, en su opinión, serán las principales tendencias en su sector o sectores. Así, podemos encontrar informes, basados en análisis muy completos, que podrían servir de guía para muchos profesionales. No obstante, en muchísimos otros no pasarían el más mínimo filtro de un análisis riguroso de coolhunting. Sin embargo, muchas empresas se apresuran en aplicar cuantas más mejor sin analizar previamente las ventajas o desventajas de hacerlo.

Con este post abro mi blog a la participación de especialistas en diversos temas a los que sigo y cuyas aportaciones me permiten continuar creciendo como profesional.

El invitado que inaugura esta nueva etapa es Rayko Lorenzo, a quien tuve el placer de conocer en 2016 en el Congreso de Marketeros Nocturnos celebrado en Málaga. Como él mismo dice en su blog, es “uno de esos emprendedores convencidos de que no todo está inventado, de que hay que buscar la diferenciación en las ideas empresariales, primando la innovación y la mejora continua”. Es en esta necesidad donde, a mi entender, adquiere un valor especial el coolhunting.

RaykoLorenzo

Rayko Lorenzo es autor del libro No seas el mejor… lucha por ser diferente.

PREDISPOSICIÓN ANTE LAS TENDENCIAS

Para Rayko Lorenzo, antes de hablar de tendencias en marketing y comunicación para este año que acabamos de comenzar, sería interesante detenerse a abordar el término desde una perspectiva global que nos permita, además, centrarnos en uno de sus aspectos más importantes: “la predisposición que le demos a las tendencias, es decir, el ‘pasar a la acción’, los retos, objetivos…”.

El autor de No seas el mejor… lucha por ser diferente, advierte que “cada año, como si de retos de adelgazar, aprender inglés o dejar de fumar se tratase, cientos de profesionales intentan prever las que serán las tendencias del año venidero en marketing, internet, redes sociales, comunicación…”. A este respecto, señala: “No es que no crea en su trabajo, en sus ‘bolas de cristal’, pero permítanme decirles que será más importante nuestra actitud que las tendencias en sí”.

Como ya comenté anteriormente en un artículo sobre un mundo VUCA, las empresas desarrollan actualmente su actividad en un contexto con cambios que en muchos casos se producen a un ritmo vertiginoso. En este sentido, Rayko Lorenzo aclara que “en un entorno tan cambiante como el actual, en el que las tecnologías ya no son ‘nuevas tecnologías’, sino ‘rápidas tecnologías’, en el que el cliente se mueve también de manera veloz, en el que las tendencias pueden confundirse con modas pasajeras, etc., es muy difícil predecir en dónde estará el éxito dentro del Marketing (con mayúsculas), o cuáles serán tendencias definitivas o ciertas al cien por cien”.

No obstante, considero imprescindible conocer esos cambios en los hábitos y gustos de consumo que podrían marcar las futuras tendencias. Disponer de esta información podría representar un elemento diferencial fundamental a la hora, por ejemplo, de posicionar una marca o alcanzar el target o público objetivo establecido para un producto o servicio, en concreto.

En cualquier caso, Lorenzo entiende que las empresas no deben perder de vista los objetivos que se hayan marcado y que sus estrategias deben estar siempre orientadas hacia ellos. Por esta razón, alerta sobre el riesgo de confundir las tendencias con “propósitos pasajeros”. Al contrario, opina que “deberían ser herramientas de estudio preliminar que nos sirviesen para perfeccionar o potenciar nuestros modelos de negocio, aprovechando el marketing y la comunicación como tools (herramientas), no como verdades absolutas y únicas”.

RECOMENDACIONES

“Mi consejo para las empresas en estos ámbitos —dice este director de Comunicación y Marketing— es que escuchen al mercado, que estén ‘a la última’ estudiando posibles tendencias, pero que no olviden lo más importante, cumplir con los retos, objetivos y propósitos de sus marcas para 2017”. Para ello, sostiene que es preciso “ver el Marketing (nuevamente con mayúsculas) como un fiel aliado, y utilizarlo en función de cómo lo podrá percibir tu target, intentando humanizar las marcas, dando ‘más la cara’, o en definitiva, siendo más sociales y menos comerciales”.

La investigación de tendencias a través de metodologías como las que nos brinda el coolhunting nos permitirá detectar indicios de cambio en el sector en el que operemos y dotar la estrategia que definamos de un elemento esencial en un contexto tan cambiante como el que hemos descrito: la adaptabilidad. En resumen, estas son algunas recomendaciones para aprovechar las oportunidades que nos ofrece esta disciplina:

  • El análisis de tendencias nos permite conocer mejor el sector en el que operamos, cómo va a ir transformándose, y adaptar nuestro plan estratégico a los cambios que podrían producirse, pero no debe confundirse con la formulación de objetivos, imprescindible en la actividad empresarial.
  • En un entorno que se transforma a un ritmo tan vertiginoso, mantener un sistema preciso de alertas para detectar indicios de cambio en hábitos y preferencias de consumo puede ofrecernos ventajas competitivas muy valiosas. Cuanto más profesionalizado esté dicho sistema, mejor.
  • Conocer las tendencias no implica necesariamente alinear nuestra oferta con ellas, al contrario, podría servirnos también para diferenciarnos en un mercado tan saturado en muchos aspectos como en el que nos encontramos.
  • Las predicciones que apuntan hacia una mayor innovación no sirven de nada si no tenemos una predisposición de apertura al cambio. Su utilidad depende, por tanto, de nuestra actitud.

Si te ha gustado este post, te invito, como siempre, a compartirlo. Te animo también a que dejes un comentario. Me encantan vuestras aportaciones. Además, si deseas conocer mejor o seguir las publicaciones de mi autor invitado, Rayko Lorenzo, puedes hacerlo a través de su web: raykolorenzo.com Ambos participamos normalmente en las conversaciones de la comunidad #MarketerosNocturnos, que debaten cada noche de lunes a jueves en Twitter sobre temas de actualidad del marketing. 

IMG_3675

Con Rayko Lorenzo en la edición de 2016 del Congreso de Marketeros Nocturnos.

En ‘La Odisea’ de Homero, Ulises, al prepararse para ir a luchar a la Guerra de Troya, confía a Méntor la tarea del cuidado y educación de su hijo Telémaco, que debía ser formado para ser futuro rey de Ítaca. Con este origen mitológico, el mentoring se convierte en nuestros días en una disciplina que permite a un profesional con experiencia en un ámbito determinado poner al servicio del desarrollo de otra persona u organización todo ese conocimiento para que saque un mayor potencial y pueda avanzar.

Mentores y mentees compartirán vivencias, impresiones… al tiempo que los primeros transferirán a los segundos su ‘know-how’. Una de las principales diferencias que presenta con respecto al coaching es que en este último caso el coach no tiene por qué tener experiencia en el espacio profesional en el que se desarrollará la actividad, sino que trabajará con una serie de herramientas para que el destinatario o destinataria del proceso desarrolle las capacidades que le permitan alcanzar sus objetivos.

El coaching se puso rápidamente de moda en España, pero, en mi opinión, puede enfrentarse a cierta decadencia y descrédito con la misma rapidez, debido a la saturación en su oferta, motivada precisamente por ese rápido ascenso. El coach Sebastián Rodríguez llega a preguntarse en este post: “¿Se acabó la fiebre del coaching?” Todo este proceso, no obstante, podría conducir a “filtrar” de algún modo el sector de manera que queden los mejores profesionales y mejor formados y no quienes simplemente se subieron a una ola. Entre ellos tengo la fortuna de conocer a algunos excelentes.

Por otro lado, el mentoring está viviendo momentos de auge. El emprendimiento y, en concreto, la puesta en marcha de ‘startups’ llevan a la necesidad de disponer de procesos ágiles de aprendizaje que permitan completar el desarrollo de las empresas a través de consejeros y guías en diversas áreas. Así, está adquiriendo relevancia en grandes empresas. Por ejemplo, los 358.000 empleados que tiene Accenture en todo el mundo, desde el último becario en incorporarse hasta el consejero delegado, disponen de un mentor o ‘career counselor’, según su terminología. Esta herramienta se usa en muchas ocasiones de manera altruista, pero su profesionalización permite también que se desarrolle como una actividad remunerada.

captura-de-pantalla-2016-12-13-a-las-8-41-04

Captura de pantalla 2016-12-13 a las 8.55.17.png

En España se ha constituido la Asociación AMCES, convertida ya en la mayor red de mentores de emprendimiento, startups y economía social acreditada en España. Tengo el honor de haber sido seleccionada junto a otras once personas de reconocida trayectoria, miembro del Consejo Mentor. Esto me permitirá de manera altruista poder aportar mi granito de arena desde una plataforma con una proyección magnífica (no en vano, ya hay unos 700 mentores dados de alta) para apoyar el desarrollo de estos sectores en mi país.

En nuestro entorno hay decenas de niñas y niños, muchos más de los que podemos imaginar, que podrían quedarse sin vivir la magia de la Navidad por la difícil situación económica que están atravesando sus familias. En 2015 impulsé la campaña #HuelvaEsSolidaria, con el objetivo de recoger juguetes para que ningún pequeño de la ciudad en la que vivo, Huelva, se quedara sin Reyes Magos, y encontré una aliada magnífica para poder desarrollarla con éxito, la también profesional de la comunicación Lola Pelayo.

En un tiempo récord se generó una ola de solidaridad sin precedentes en la capital onubense, gracias al trabajo en red de decenas de voluntarios y voluntarias. Comercios y entidades de toda la ciudad se instalaron como centros de recepción de los juguetes que la ciudadanía quería aportar a la iniciativa. Además, los taxistas recogieron regalos a domicilio de forma gratuita. Recuerdo que inicialmente publiqué una actualización de Facebook en la que pedía colaboración para conseguir regalos en diez días para un millar de menores que, de otro modo, se quedarían sin ellos en Reyes Magos y a partir de ahí se generó un movimiento solidario maravilloso.

La campaña alcanzó una gran difusión gracias a la implicación de los medios de comunicación, entre ellos también algunos de ámbito nacional, y de personalidades como la cantaora Argentina y el chef galardonado con una estrella Michelín Xanty Elías. De ese modo, se consiguió el objetivo: más de 1.000 niños de familias sin recursos recibieron juguetes.

Este año lanzamos de nuevo este proyecto solidario con la misma ilusión y el mismo objetivo: ninguna niña, ningún niño de Huelva sin juguete. Te animo a que nos ayudes a repartir centenares de sonrisas.

El reparto se realizará a través de Cruz Roja entre familias en situación de pobreza que se hayan inscrito previamente. Este proceso de inscripción se mantendrá abierto entre los días 12 y 16 de diciembre. En la capital la sede de esta organización está ubicada en el Paseo de Buenos Aires (zona de La Merced).

REQUISITOS: JUGUETE NUEVO Y NO VIOLENTO.

FECHA LÍMITE: 27 DE DICIEMBRE.

COORDINACIÓN: María José Bayo Martín y Lola Pelayo.

INFORMACIÓN DE TODOS LOS PUNTOS DE RECOGIDA YA ESTABLECIDOS: Blog de ‘Huelva es solidaria’.

En los últimos días he tenido la oportunidad de analizar en foros muy interesantes aspectos que yo considero fundamentales para alcanzar un liderazgo que resulte inspirador. Una de esas claves se encuentra en una gestión estratégica de nuestra comunicación personal de manera coherente con aquello que somos y con lo que de manera diferencial podemos ofrecer a la sociedad para posicionarnos correctamente.

 

En este caso comparto una charla con el coach Joan Gaya para su grupo de coaching ‘Mujeres extraordinarias’. Él ha considerado que de alguna forma el camino que yo he recorrido para llegar hasta donde me encuentro en estos momentos, mis valores y mi forma de entender el liderazgo femenino podrían resultar de inspiración para las integrantes de este foro. Esto representa un orgullo para mí y, además, es un placer siempre tener la oportunidad de compartir y aprender con otras personas.

 

En los últimos tiempos vemos con frecuencia espacios en los medios de comunicación digitales que destacan lo más visto en su web. Eso provoca un efecto de atracción. Podemos pensar que si algún contenido es el que más éxito tiene podría resultarnos también interesante. Asimismo, es muy común encontrar noticias sobre actualizaciones de estado en Facebook que han conseguido no sé cuántos ‘me gusta’ en poquísimo tiempo o un tuit que logró muchísimos retuits rápidamente. Soy licenciada en Periodismo y llevo años estudiando el impacto de los avances relacionados con Internet sobre la comunicación, pero he de reconocer que aún me sorprende que algunos de estos temas lleguen a ser noticia de portada en medios que he considerado de referencia gran parte de mi vida.

 

A la vez que esto ocurre proliferan portales digitales dedicados a ofrecernos aquello que en ese momento es lo que más circula por la Red. Por supuesto, el sueño de cualquier tuitero o de cualquier persona que se dedica a cuidar diariamente su ‘Fan Page’ de Facebook es conseguir llegar al mayor número de personas en el menor tiempo posible, que la gente comparta su mensaje o que se retuitee sin parar.

 

Hace poco un colega empresario me preguntó que si yo tuviera que hacer un vídeo para llegar a miles de personas con el menor presupuesto posible cómo lo haría. Le contesté que probablemente estuviera equivocado en su enfoque, porque cabía la posibilidad de que entre esas miles de personas no hubiera ninguna del target o público objetivo al que realmente pretendía dirigirse.

 

captura-de-pantalla-2016-09-19-a-las-20-03-46

Imagen de uno de los vídeos más virales de Youtube, titulado ‘Dramatic Chipmunk’.

 

Por otro lado, habrá quien sueñe con ese instante de gloria en el que los informativos se hagan eco de su vídeo con miles de visualizaciones. A veces este material audiovisual enviado por ciudadanos anónimos permite al periodista llegar allí donde no le ha sido posible e ilustrar sus informaciones a través de la mirada de quien lo presenció en primera persona. No obstante, ¿hay algún límite ético que nos haga soltar el móvil ante una escena que podría convertirse en un espectáculo de masas? Pensé en esto al ver hace unos días ilustrar una noticia en televisión con un vídeo realizado con el móvil por una persona que observaba cómo un perrito, abandonado supuestamente por sus dueños durante horas al sol, se caía desde el balcón de la vivienda, después de un largo rato colgado de la reja hasta la que había trepado. No es nuevo, pero se retomó como material documental para contextualizar una información. Si no lo habéis visto, prefiero ahorrar a mis queridos lectores y lectoras ser testigos del sufrimiento de la caída de ese pobre animal. Si he aguantado estoicamente todo el visionado, pese a mi hipersensibilidad en temas como el maltrato animal y el sufrimiento de seres maravillosos como son los perros, es porque tenía interés por ver qué hizo quien lo grababa para ayudarlo, si es que actuó en este sentido. Hay muchos ejemplos similares en Internet.

 

Compartir sin leer

Está claro que lo viral está de moda y que, como he dicho en muchas ocasiones, hemos pasado de la máxima de “la información es poder” a otra: “el poder está en compartir”. Un reciente estudio citado por la revista Forbes indica que casi el 60 por ciento de las personas comparten contenidos en Internet que ni siquiera han leído. Es decir, estas personas interactúan dándole a ‘share’ pero no se detienen a comprobar si realmente les interesa la información más allá del titular. Esto ocurre hasta tal punto que, según señala Forbes en el artículo que enlazo, la web IFLScience.com llevó a cabo un experimento recientemente que consistió en la publicación de un artículo titulado La NASA ha confirmado que la marihuana contiene ADN de Alien, que había sido compartido hasta ese momento 141.000 veces. La supuesta noticia no hablaba de marihuana ni de ADN de alien, simplemente era “una forma de comprobar cuán popular podía hacerse un titular sin ningún sentido y sin contenido”.

 

En una charla reciente con unas amigas periodistas todas coincidíamos en el peligro que esta práctica de compartir sin leer encierra, ya que un mensaje no contrastado o publicado con apariencia seria por cualquiera en cualquier lugar de Internet puede llegar en poco tiempo a miles de personas que quizá le den credibilidad. Consideramos imprescindible desarrollar en los jóvenes una mayor capacidad crítica y formarlos en comunicación para que sepan distinguir aquellas noticias que de verdad lo son de las que no deberían merecer su atención como tales.