Posts etiquetados ‘campañas electorales’

Asociación andaluza de Coolhunting

Artículo por María José BayoMaría José Bayo

about.me/mariajosebayo

Twitter: @mariajosebayo 

2015 va a ser año de elecciones en España. En pocos meses se celebrarán municipales, autonómicas, generales y, además, previsiblemente, primarias para elegir el candidato o candidata del PSOE a la Presidencia del Gobierno. Si quieres innovar en medio de esta vorágine electoral, te haría una sugerencia: pon un coolhunter en tu vida.

Coolhunting en Política

Poco a poco, los partidos políticos en nuestro país han ido permitiendo cierta profesionalización a la hora de afrontar campañas electorales, aunque ésta no se aproxima, en absoluto, al país que ocupa la primera posición como referente en este ámbito: Estados Unidos. Asimismo, han ido incorporando lentamente elementos propios del marketing para explorar fórmulas novedosas de aproximación a sus posibles electores.

barack-obama-yes-we-can

Algunos políticos, lamentablemente una minoría aún, han aprendido a recurrir a los sociólogos no sólo a la hora de medir la posible popularidad de candidatos…

Ver la entrada original 1.250 palabras más

Con motivo de la proximidad de las elecciones municipales en España, cuya celebración está prevista para mayo de 2015, he considerado oportuno compartir esta presentación. Si eres candidato o candidata o formas parte de una candidatura, este curso básico de iniciación titulado “La Comunicación Política en el ámbito local”, realizado por la autora de este blog, podría resultarte de interés.

Con esta herramienta que pongo a tu disposición podrás, entre otras cosas, conocer claves para el diseño de vuestra estrategia, dar respuestas adecuadas a los desafíos que plantea la creciente brecha entre ciudadanía y política, y gestionar de un modo eficaz la comunicación para alcanzar los objetivos electorales que te hayas marcado.

Si el nuevo modelo de Comunicación Política hacia el que nos dirigimos está basado en un enfoque ciudadano, es decir, está claramente orientado a éste a través de la escucha activa, las tendencias actuales de marketing sitúan a las personas en el centro. Esto, que a priori puede parecer una obviedad, en el sentido de que es lógico que toda empresa, servicio, partido político, administración, etc., dirija la mirada hacia su cliente, público objetivo o destinatario de sus políticas, no ha sido así siempre.

El marketing de las personas no se limita a investigar previamente las necesidades, intereses, prioridades, etc., para adaptar su oferta a todo ello. En primer lugar este nuevo modelo ‘humaniza’ el mercado hasta el punto de situar al ciudadano, no al individuo anónimo, en el centro neurálgico de todo lo que suceda desde el momento en que se establezca una relación entre ambos. A través de la escucha, la respuesta, la gestión de ésta y el feed-back se convierten en elemenos fundamentales.

Una de las claves en la práctica de este nuevo modelo se encuentra en el desarrollo de la web social, que permite, precisamente, aplicar elementos de la escucha activa y dar de ese modo un mayor protagonismo a los destinatarios en el proceso comunicativo. Como puede comprobarse en este vídeo esta nueva realidad está modificando el contexto en el que desarrollan su actividad los medios de comunicación tradicionales.

En Política la implementación de este modelo puede tener consecuencias positivas inmediatas que, en mi opinión, permitirán combatir el desapego de los ciudadanos en la medida en que el nuevo enfoque sea aceptado por instituciones y responsables políticos. Éstas son algunas:

– Personalización de los mensajes.

– Mayor interacción.

– Reciprocidad en la Comunicación.

– Incentivación del interés por los contenidos.

– Gestión política compartida con los destinatarios.

– Horizontalidad frente a verticalidad.

– Mayor atención a las preferencias personales.

– Segmentación de los públicos y mayor potencial para la targetización.

– Fragmentación de los mensajes.

– Reducción del ruido en el proceso comunicativo.

– Mejor gestión del impacto de los mensajes y acciones políticas.

En el caso de las campañas electorales el desarrollo de este nuevo modelo comunicativo está teniendo un efecto inmediato. Los planteamientos no pueden ser ya los mismos. Sin olvidar los medios tradicionales, las campañas en la actualidad deben responder a los nuevos retos de la relación con la sociedad.

Con todos estos cambios es evidente que las campañas electorales ya no serán como antes. En gran medida ya no lo son y si lo fueran estarían condenadas a no alcanzar resultados deseables. Digo esto aunque hay que tener en cuenta que no debemos cambiar aquello que funciona, es decir, que si existen técnicas clásicas efectivas tenemos que seguir usándolas.

Esta nueva visión deja incompleta la recomendación que hacía años atrás Joseph Napolitan, considerado padre de la Consultoría Política en el mundo.  Él afirmaba que había tres pasos para ganar cualquier campaña:

1.- Decide qué vas a decir.

2.- Decide cómo y a quién se lo vas a decir.

3.- Dilo.

Estas sugerencias, basadas en tres aspectos tan simples y básicos, a la vez que imprescindibles en una campaña electoral quedarán obsoletas si a ellas no sumamos una visión más cercana a la escucha activa. Al final se trata de hacer más horizontal el proceso comunicativo y no tan vertical como se ha venido planteando. La gente ya no espera lo que va a recibir del cielo… promueve lo que debe recibir en su entorno más inmediato.

P1030536

(NOTA: post importado desde el blog anterior de la misma autora ‘Enfoque Ciudadano’)

El acervo pseudopolítico está cargado de ciertas reflexiones alejadas de la realidad y repetidas una y otra vez en voz alta, que comienzan a asumirse como ciertas por parte de muchos, pese a que entrañan considerables riesgos para la propia Política. Estas pretendidas máximas cuyos padrinos se encargan de defender, si es preciso hasta con uñas y dientes, no son más que meras generalizaciones, pretenciosas desconsideraciones o percepciones erróneas.

He estado pensando en una primera lista tras asistir a una acalorada discusión en la que una conocida no atendía a ningún argumento que cuestionara lo que ella había visto en Televisión sobre un alcalde. Otras son de las que me ponen en alerta cada vez que hay algún debate sobre estos temas en el que participo y el resto probablemente estén rescatadas del estudio o la práctica diaria de la Comunicación Política:

Es verdad, lo he visto en la tele: en honor a la conocida a la que me refería la primera no podía ser otra. Esto es tan viejo y recurrente como simplista. La Televisión informa y habitualmente muy bien, pero eso no significa que un busto parlante por salir en este medio esté irremediablemente en posesión de la verdad. No siempre ocurre y en nuestra capacidad crítica está el poder de discernir entre quien merece nuestra confianza y quien no.

Todos los políticos son iguales: es una de las que más me irrita por la gran injusticia que supone poner a la misma altura a todos los que se dedican a la Política. Superar esta visión instaurada en una parte demasiado grande de la sociedad es uno de los retos que tenemos por delante, especialmente quienes nos dedicamos a la Comunicación.

Todos los políticos van a ganar dinero: ésta está relacionada con la anterior y resulta igual de injusta.

No me gustan las campañas en España, porque se han ‘americanizado’: la ‘americanización’ en los procesos electorales se refiere sobre todo a la profesionalización, pero frecuentemente quienes utilizan este concepto lo hacen para desacreditar los intentos de buscar una excesiva espectacularidad.

Un consultor político no puede ser independiente: esta forma de pensar tan generalizada en España es, en mi opinión, la que frena aún el desarrollo de esta profesión en nuestro país, mientras en otros, principalmente en Estados Unidos, tiene un gran auge.

Lo que ‘vende’ en política es la confrontación: no siempre es negativo confrontar, si se hace con amplitud de mira. Mal nos irá, en cambio, si reducimos nuestro proyecto a eso desde la perspectiva exclusiva del desgaste del adversario. Y si no, propongo un repaso de la campaña de Barack Obama.

Si un candidato gana es porque lo vale, si pierde es porque estaba mal asesorado: ésta me sirve de guiño a todos mis amigos consultores.