Posts etiquetados ‘estrategia’

Cuando se trabaja en el asesoramiento de un sujeto para la construcción de su marca a partir de una estrategia personal de marketing y de comunicación la formulación correcta de objetivos resulta esencial. Estos deben ser determinados a partir de una tarea previa de análisis de factores relevantes en el posicionamiento, de auditoría, de identificación de valores…

 

Si el individuo para el que se está desarrollando el plan no se siente identificado con los objetivos sugeridos, difícilmente serán alcanzados. Su implicación es fundamental en todo el proceso de ‘personal branding’, no en vano estamos hablando de la gestión de su propia marca. Para ello resulta conveniente que se le motive adecuadamente y que se garantice su participación activa en todo el desarrollo. En este sentido, es necesario que impulse una labor de autoconocimiento que facilite la selección de los valores a través de los cuales quiere diferenciarse. Así debe ser consciente de sus fortalezas, debilidades, aptitudes, necesidades, limitaciones que ha tenido hasta ahora…

 

Asimismo, es preciso que el destinatario del plan formule conjuntamente con el profesional que lo esté acompañando en el proceso los retos que quiera lograr a través de su comunicación personal. Al mismo tiempo hay que garantizar la comprensión y el aprendizaje de las propuestas de acción que se le marquen. Finalmente, la labor de asesoramiento debe ir encaminada a dotarlo de los instrumentos necesarios para que adquiera destreza de modo que, a través de la autodisciplina, mantenga viva su marca personal.

 

Uno de los mayores enemigos en todo este trabajo es toparse con el ego. Como se suele decir popularmente, este puede nublar la vista, por lo que es fundamental dejarlo a un lado, aislarlo, para poder avanzar siendo consciente de las debilidades, pero también de las fortalezas. Un buen plan de marca personal reforzará las segundas para reducir las primeras, siempre desde la convicción de que nadie es perfecto, por lo que difícilmente podríamos sentirnos identificados con marcas que traten de aparentar serlo.

 

Un vez que la persona sea consciente de qué quiere conseguir con su marca y cómo puede lograrlo, lo más importante será que disfrute del camino a recorrer hasta que eso ocurra. Por último, como suelo resaltar, debemos tener en cuenta que una marca está viva, necesita nacer y ser alimentada para seguir creciendo. El trabajo en torno a ella, se corresponda con una empresa, una organización, una institución o un particular, debe ser constante, continuo.

 

MarcaPersonalcamino

 

 

 

La Comunicación es un proceso complejo en el que intervienen múltiples elementos. Simplificando mucho podríamos hablar de un emisor, un receptor, un mensaje, un código y un canal. Asimismo, en el proceso interviene también un contexto. La descodificación que realice el destinatario puede verse igualmente afectada por el ruido, consistente en agentes externos al mensaje que podrían alterarlo, y filtros, algo así como prejuicios o barreras mentales en el receptor.

Este proceso lleva implícita una relación, entendida en el sentido más amplio, entre un sujeto emisor y un receptor. Cuanto más similares sean los códigos empleados por ambos, más comprensibles serán los mensajes y, por tanto, se alcanzará una mayor efectividad. En todo caso, la interpretación final dependerá del receptor. El hecho de que ésta se aproxime a la idea inicial que tenía el emisor también incidirá en que resulte más efectiva. Adquiere además una relevancia especial el ‘feedback’, algo así como el mensaje de retorno que provoca el nuestro una vez que ha sido recibido y procesado por el receptor. En la actualidad resulta muy útil y más fácil que en otras etapas gestionar esta respuesta de los destinatarios de nuestra acción comunicativa a través de Internet y, concretamente, de las redes sociales.

file4851281024084

La Comunicación es un elemento fundamental en las relaciones interpersonales y va mucho más allá de un mero intercambio de información. Por supuesto, no se limita solo a uno de los sentidos, sino que pueden intervenir en él uno, varios o todos, tanto la vista, como el tacto, el oído, el gusto e incluso el olfato. Esto, que parece tan obvio, a menudo se olvida.

En una comunicación estratégica nos marcaremos inicialmente unos objetivos, que trataremos de alcanzar con acciones específicas y cuidando el proceso. A este respecto, es común que se cometan ciertos errores como los que señalamos a continuación:

– Excesiva importancia del emisor y menoscabo del receptor.
– Escasa atención al ‘feedback’ (escucha activa).
– Nula adaptación del mensaje al canal.
– Falta de atención a los filtros.
– Uso de código sin ‘targeting’ (segmentación del público).
– Uniformidad de mensaje sin tener en cuenta el contexto.

Por todo ello utilizaremos el rompecabezas como el símbolo visual de nuestra comunicación y trataremos de asegurarnos de que todas las piezas encajen.

Con motivo de la proximidad de las elecciones municipales en España, cuya celebración está prevista para mayo de 2015, he considerado oportuno compartir esta presentación. Si eres candidato o candidata o formas parte de una candidatura, este curso básico de iniciación titulado “La Comunicación Política en el ámbito local”, realizado por la autora de este blog, podría resultarte de interés.

Con esta herramienta que pongo a tu disposición podrás, entre otras cosas, conocer claves para el diseño de vuestra estrategia, dar respuestas adecuadas a los desafíos que plantea la creciente brecha entre ciudadanía y política, y gestionar de un modo eficaz la comunicación para alcanzar los objetivos electorales que te hayas marcado.