Posts etiquetados ‘marca’

Comparto a continuación una breve guía con recomendaciones de comunicación para pequeñas y medianas empresas. La presentación incluye algunas de las principales tendencias actuales para posicionar marcas y mejorar la experiencia de cliente.

 

crisis-de-comunicacion

Hace pocos días tuve la oportunidad de acudir al III Congreso Internacional de Marketing organizado por Marketeros Nocturnos, una comunidad surgida en Twitter para interactuar y compartir conocimientos sobre este tema. De esta edición, repleta de buenos ponentes y de experiencias que hacen de este evento un encuentro cercano, desenfadado y muy enriquecedor, me traigo una conclusión principal. Nos encontramos ante el momento más destacado hasta ahora para una tendencia que ya veníamos apuntando hace tiempo en comunicación: la humanización de las marcas.

 

A lo largo de todas las intervenciones, que versaron sobre Big Data, Social Media, Design Thinking, etc., pudimos analizar cómo el marketing actual:

  • Busca conectar con valores.
  • Persigue empatizar con el consumidor o la consumidora (neuromarketing).
  • Mete la pata y reconoce sus errores.
  • Crea comunidades.
  • Dialoga con sus públicos.
  • Tiende a personalizar al máximo la atención al cliente a partir del análisis correcto de toda la información relevante (big data).
  • Intenta generar experiencias únicas y memorables en los usuarios y usuarias.
  • Emociona y, más allá de eso, despierta sentimientos que perduren…
  • Aprovecha las redes sociales para construir lazos de compromiso mutuo y de confianza con sus clientes actuales o potenciales, algo que se conoce en este ámbito como ‘engagement’.

 

Si observamos detenidamente todos los aspectos mencionados, que estuvieron presentes de un modo u otro a lo largo de todo el Congreso de Marketeros Nocturnos, celebrado en esta ocasión en Málaga, podríamos llegar a la conclusión de que nada de eso se consigue con marcas que presenten una orientación corporativa, sino con aquéllas orientadas hacia las personas, es decir, con marcas humanizadas.

 

Un claro ejemplo en publicidad de esto que os comento es la última campaña publicitaria de la marca de electrodomésticos Balay. Una lavadora difícilmente puede conectar por sí misma con valores, pero sí las personas que hacen posible que esa máquina funcione. En esta empresa lo han tenido muy claro:

 

 

Aprovecho este post con la tendencia más importante que resaltaría de este Congreso para felicitar a la organización por su trabajo y el buen trato recibido. Asimismo, te animo a que acudas al próximo evento de esta gran comunidad y a participar si lo deseas en sus debates todas las noches en Twitter.

 

Por último, si quieres conocer más sobre esta cita marketera, te invito a que visites el blog de Rayko Lorenzo. En este post que os enlazo da muchas claves sobre lo que pudimos disfrutar en la capital malagueña.  Además incluye una gran cantidad de fotos y vídeos.  No obstante, te dejo algunos momentos en imágenes.

 

IMG_3668IMG_3670IMG_3671IMG_3674IMG_3675

 

La investigación de tendencias a través de la metodología del coolhunting, anglicismo para identificarla precisamente en países de habla hispana como España, es una de las disciplinas actuales que en su aplicación práctica puede aportar más valor a tu empresa. ¿Quieres saber por qué? Te lo resumo en siete claves:

ANTICIPACIÓN: el coolhunting te permitirá detectar indicios de cambio en la sociedad, en el entorno de tu actividad económica y, especialmente, en las preferencias y hábitos de los consumidores y consumidoras, que podrían ser el inicio de una tendencia.

 

New-trends-in-internet-marketing-for-smaller-enterprises

Fotografía de ingredientsnetwork.com

 

APLICACIÓN PRÁCTICA: es posible aplicarlo a muchos más sectores empresariales de los que a priori podrías imaginar, aunque en su origen estuvo vinculado al mundo de la moda.

DESARROLLO PROFESIONAL: los perfiles profesionales relacionados con la investigación de tendencias son cada vez más demandados por empresas que han entendido la necesidad de estar al día sobre los cambios que se producen en los mercados en los que operan. A partir de ahí pueden responder mejor a las demandas de los públicos potenciales de sus productos o servicios. Un ejemplo es Youtube. Kevin Allocca es su gerente de Tendencias. Estos puestos integrados dentro de la empresa pueden adquirir distintos nombres, pero detrás de todos ellos hay algo en común: la importancia de conocer las tendencias en cada sector.

FÁCIL ACCESO: además de la incorporación de estos profesionales a la empresa, el auge que está adquiriendo esta disciplina permite tener cada vez más al alcance consultoras especializadas que pueden hacer informes de tendencias específicos y adaptados a las necesidades de cada negocio o ámbito empresarial. En sus comienzos el trabajo se realizaba fundamentalmente con la observación a pie de calle. No obstante, con Internet la metodología se ha ampliado y perfeccionado.

 

coolhunting-digital-a-la-caza-de-las-ultimas-tendencias

Portada del libro ‘Coolhunting digital’, de Anna María López López

MAYOR COMPETITIVIDAD: conocer las tendencias que van a marcar el desarrollo de tu ámbito de actuación te permitirá adquirir ventajas competitivas con respecto a tu competencia.

NOTORIEDAD: en muchos casos disponer de investigaciones de tendencias puede contribuir a mejorar el posicionamiento efectivo de una marca, al producirse hacia ella un trasvase de valores como innovación, actualización constante, atención a las necesidades de los clientes, etc. Además, muchas de las firmas, asociaciones, instituciones, etc. que utilizan este recurso se convierten en fuente de información para otras entidades y usuarios en general y, por tanto, ganan prestigio.

ADAPTACIÓN: ¿estás pensando desarrollar un proyecto de emprendimiento? Conocer las tendencias te ayudará a alinear tu producto o servicio con ellas u optar por el camino inverso y diferenciarte descartando la asunción de éstas en tu plan.

 

Si quieres saber más sobre este tema y su desarrollo en España puedes consultar la web de la Asociación Española de Coolhunting, de la que soy colaboradora.

Cuando se trabaja en el asesoramiento de un sujeto para la construcción de su marca a partir de una estrategia personal de marketing y de comunicación la formulación correcta de objetivos resulta esencial. Estos deben ser determinados a partir de una tarea previa de análisis de factores relevantes en el posicionamiento, de auditoría, de identificación de valores…

 

Si el individuo para el que se está desarrollando el plan no se siente identificado con los objetivos sugeridos, difícilmente serán alcanzados. Su implicación es fundamental en todo el proceso de ‘personal branding’, no en vano estamos hablando de la gestión de su propia marca. Para ello resulta conveniente que se le motive adecuadamente y que se garantice su participación activa en todo el desarrollo. En este sentido, es necesario que impulse una labor de autoconocimiento que facilite la selección de los valores a través de los cuales quiere diferenciarse. Así debe ser consciente de sus fortalezas, debilidades, aptitudes, necesidades, limitaciones que ha tenido hasta ahora…

 

Asimismo, es preciso que el destinatario del plan formule conjuntamente con el profesional que lo esté acompañando en el proceso los retos que quiera lograr a través de su comunicación personal. Al mismo tiempo hay que garantizar la comprensión y el aprendizaje de las propuestas de acción que se le marquen. Finalmente, la labor de asesoramiento debe ir encaminada a dotarlo de los instrumentos necesarios para que adquiera destreza de modo que, a través de la autodisciplina, mantenga viva su marca personal.

 

Uno de los mayores enemigos en todo este trabajo es toparse con el ego. Como se suele decir popularmente, este puede nublar la vista, por lo que es fundamental dejarlo a un lado, aislarlo, para poder avanzar siendo consciente de las debilidades, pero también de las fortalezas. Un buen plan de marca personal reforzará las segundas para reducir las primeras, siempre desde la convicción de que nadie es perfecto, por lo que difícilmente podríamos sentirnos identificados con marcas que traten de aparentar serlo.

 

Un vez que la persona sea consciente de qué quiere conseguir con su marca y cómo puede lograrlo, lo más importante será que disfrute del camino a recorrer hasta que eso ocurra. Por último, como suelo resaltar, debemos tener en cuenta que una marca está viva, necesita nacer y ser alimentada para seguir creciendo. El trabajo en torno a ella, se corresponda con una empresa, una organización, una institución o un particular, debe ser constante, continuo.

 

MarcaPersonalcamino