Posts etiquetados ‘posicionamiento’

En este blog he escrito en numerosas ocasiones sobre una disciplina que me apasiona y que está adquiriendo mucha importancia ante la necesidad de encontrar respuestas en un contexto, como es el actual, tan cambiante. Se trata de la investigación de tendencias, a la que en España nos referimos frecuentemente con un anglicismo: coolhunting (en adelante sin cursiva por tratarse de un término habitual en esta web, aunque sea una importación de otra lengua).

A finales de año y principios del siguiente muchos blogueros y blogueras del ámbito del marketing y la comunicación se lanzan a hacer sus predicciones sobre las que, en su opinión, serán las principales tendencias en su sector o sectores. Así, podemos encontrar informes, basados en análisis muy completos, que podrían servir de guía para muchos profesionales. No obstante, en muchísimos otros no pasarían el más mínimo filtro de un análisis riguroso de coolhunting. Sin embargo, muchas empresas se apresuran en aplicar cuantas más mejor sin analizar previamente las ventajas o desventajas de hacerlo.

Con este post abro mi blog a la participación de especialistas en diversos temas a los que sigo y cuyas aportaciones me permiten continuar creciendo como profesional.

El invitado que inaugura esta nueva etapa es Rayko Lorenzo, a quien tuve el placer de conocer en 2016 en el Congreso de Marketeros Nocturnos celebrado en Málaga. Como él mismo dice en su blog, es “uno de esos emprendedores convencidos de que no todo está inventado, de que hay que buscar la diferenciación en las ideas empresariales, primando la innovación y la mejora continua”. Es en esta necesidad donde, a mi entender, adquiere un valor especial el coolhunting.

RaykoLorenzo

Rayko Lorenzo es autor del libro No seas el mejor… lucha por ser diferente.

PREDISPOSICIÓN ANTE LAS TENDENCIAS

Para Rayko Lorenzo, antes de hablar de tendencias en marketing y comunicación para este año que acabamos de comenzar, sería interesante detenerse a abordar el término desde una perspectiva global que nos permita, además, centrarnos en uno de sus aspectos más importantes: “la predisposición que le demos a las tendencias, es decir, el ‘pasar a la acción’, los retos, objetivos…”.

El autor de No seas el mejor… lucha por ser diferente, advierte que “cada año, como si de retos de adelgazar, aprender inglés o dejar de fumar se tratase, cientos de profesionales intentan prever las que serán las tendencias del año venidero en marketing, internet, redes sociales, comunicación…”. A este respecto, señala: “No es que no crea en su trabajo, en sus ‘bolas de cristal’, pero permítanme decirles que será más importante nuestra actitud que las tendencias en sí”.

Como ya comenté anteriormente en un artículo sobre un mundo VUCA, las empresas desarrollan actualmente su actividad en un contexto con cambios que en muchos casos se producen a un ritmo vertiginoso. En este sentido, Rayko Lorenzo aclara que “en un entorno tan cambiante como el actual, en el que las tecnologías ya no son ‘nuevas tecnologías’, sino ‘rápidas tecnologías’, en el que el cliente se mueve también de manera veloz, en el que las tendencias pueden confundirse con modas pasajeras, etc., es muy difícil predecir en dónde estará el éxito dentro del Marketing (con mayúsculas), o cuáles serán tendencias definitivas o ciertas al cien por cien”.

No obstante, considero imprescindible conocer esos cambios en los hábitos y gustos de consumo que podrían marcar las futuras tendencias. Disponer de esta información podría representar un elemento diferencial fundamental a la hora, por ejemplo, de posicionar una marca o alcanzar el target o público objetivo establecido para un producto o servicio, en concreto.

En cualquier caso, Lorenzo entiende que las empresas no deben perder de vista los objetivos que se hayan marcado y que sus estrategias deben estar siempre orientadas hacia ellos. Por esta razón, alerta sobre el riesgo de confundir las tendencias con “propósitos pasajeros”. Al contrario, opina que “deberían ser herramientas de estudio preliminar que nos sirviesen para perfeccionar o potenciar nuestros modelos de negocio, aprovechando el marketing y la comunicación como tools (herramientas), no como verdades absolutas y únicas”.

RECOMENDACIONES

“Mi consejo para las empresas en estos ámbitos —dice este director de Comunicación y Marketing— es que escuchen al mercado, que estén ‘a la última’ estudiando posibles tendencias, pero que no olviden lo más importante, cumplir con los retos, objetivos y propósitos de sus marcas para 2017”. Para ello, sostiene que es preciso “ver el Marketing (nuevamente con mayúsculas) como un fiel aliado, y utilizarlo en función de cómo lo podrá percibir tu target, intentando humanizar las marcas, dando ‘más la cara’, o en definitiva, siendo más sociales y menos comerciales”.

La investigación de tendencias a través de metodologías como las que nos brinda el coolhunting nos permitirá detectar indicios de cambio en el sector en el que operemos y dotar la estrategia que definamos de un elemento esencial en un contexto tan cambiante como el que hemos descrito: la adaptabilidad. En resumen, estas son algunas recomendaciones para aprovechar las oportunidades que nos ofrece esta disciplina:

  • El análisis de tendencias nos permite conocer mejor el sector en el que operamos, cómo va a ir transformándose, y adaptar nuestro plan estratégico a los cambios que podrían producirse, pero no debe confundirse con la formulación de objetivos, imprescindible en la actividad empresarial.
  • En un entorno que se transforma a un ritmo tan vertiginoso, mantener un sistema preciso de alertas para detectar indicios de cambio en hábitos y preferencias de consumo puede ofrecernos ventajas competitivas muy valiosas. Cuanto más profesionalizado esté dicho sistema, mejor.
  • Conocer las tendencias no implica necesariamente alinear nuestra oferta con ellas, al contrario, podría servirnos también para diferenciarnos en un mercado tan saturado en muchos aspectos como en el que nos encontramos.
  • Las predicciones que apuntan hacia una mayor innovación no sirven de nada si no tenemos una predisposición de apertura al cambio. Su utilidad depende, por tanto, de nuestra actitud.

Si te ha gustado este post, te invito, como siempre, a compartirlo. Te animo también a que dejes un comentario. Me encantan vuestras aportaciones. Además, si deseas conocer mejor o seguir las publicaciones de mi autor invitado, Rayko Lorenzo, puedes hacerlo a través de su web: raykolorenzo.com Ambos participamos normalmente en las conversaciones de la comunidad #MarketerosNocturnos, que debaten cada noche de lunes a jueves en Twitter sobre temas de actualidad del marketing. 

IMG_3675

Con Rayko Lorenzo en la edición de 2016 del Congreso de Marketeros Nocturnos.

Anuncios

Con la eclosión de medios de comunicación digitales que se ha registrado en los últimos años y el desarrollo de nuevos canales en Internet nos encontramos con un nuevo elemento que debe adquirir cada vez mayor importancia en las auditorías de imagen: la Reputación Online u Online Reputation Management (ORM). En una era en la que Google permite realizar un rastreo inmediato sobre casi cualquier cosa y deja a un lado a las trandicionales hemerotecas no tiene sentido que los consultores políticos ignoren este aspecto tan importante para el posicionamiento de sus asesorados. Tampoco tiene sentido que muchas empresas de seguimiento continúen basando sus trabajos especializados en medios impresos y/o audiovisuales sin incorporar este parámetro.

Recientemente la Defensora del Lector de El País escribía sobre hasta qué punto estamos “Condenados a permanecer en la Red”. Ese era precisamente el título de un interesante artículo en el que Milagros Pérez Oliva se refería al aumento del número de personas que solicitan modificar cambiar o eliminar informaciones en Internet que consideran que dañan su imagen. La preocupación por la imagen digital de cada uno de nosotros está más que justificada y debería ser también una línea de trabajo estratégica esencial para quienes se dedican a la Comunicación Política.

Los candidatos que consideran que es posible penetrar en Internet en el último momento antes de una cita electoral y conseguir con una labor comunicativa intensiva una reputación positiva en la Red deben saber que se equivocan. El contacto con los electores a través de medios digitales debe ser constante. El posicionamiento online favorable que cubra las expectativas de un político irá en gran medida parejo al dominio de herramientas básicas que le facilitarán una comunicación más fluida con la ciudadanía. Si no conoce cómo hacerlo es imprescindible que se deje asesorar por auténticos especialistas, al igual que haría en otras materias.

Si no nos esforzamos en construir nuestra identidad digital, otros lo harán por nosotros… Si dejamos huecos, otros los cubrirán… y en esos casos, probablemente, llegaremos demasiado tarde para reconstruir esa realidad.

Para saber más sobre reputación online e identidad digital os recomiendo leer también: Collabtopia, Netoraton, Reputaciononline.net, Iván Pino

(NOTA: post importado desde el blog anterior de la misma autora ‘Enfoque Ciudadano’)