Posts etiquetados ‘right data’

El ritmo vertiginoso de cambios que suponen los avances tecnológicos y, fundamentalmente, su impacto sobre la manera de comunicarnos dejan algo muy claro para quienes nos dedicamos al mundo del marketing o la comunicación: la necesidad constante de actualizar nuestra forma de trabajar, nuestras herramientas, las características de los departamentos dentro de una empresa en los que nos integremos…

A continuación propongo una serie de claves para actualizar tu perfil profesional si trabajas en los ámbitos que he mencionado anteriormente o estás buscando empleo en ellos. Te sugiero que las tengas en cuenta para mantener al día tu currículum en función de lo que se demanda o va a demandar en tu profesión. Están basadas en las principales tendencias empresariales, en las más destacadas de forma específica en estos sectores, que ya os comenté en un artículo anterior, y en las de los recursos humanos en general. Asimismo, he tenido en cuenta las que, en mi opinión, deben ser las principales características actuales y en un futuro inmediato de las áreas de marketing y comunicación tanto en empresas como en otras organizaciones e instituciones.

 

  • BIG DATA (RIGHT DATA): la revista de negocios de Harvard, una de las más prestigiosas del mundo, consideró que el trabajo en la conocida como Ciencia de Datos (Data Science) era el “más sexy del siglo 21”. A pesar de que aún representan una minoría las compañías que lo han incorporado de forma eficiente a la gestión empresarial, se prevé que siga creciendo la demanda de profesionales con conocimientos en esta materia. ¿Por qué? Básicamente porque es preciso saber qué hacer correctamente con la ingente cantidad de datos sobre clientes y usuarios de los que se dispone gracias a Internet para mejorar así la experiencia de estos, la forma de comunicar con ellos, la personalización de productos y servicios, etc. Yo lo estudio principalmente a través de Big Data University, perteneciente a IBM, pero hay otros muchos cursos y másteres muy interesantes. En este enlace tienes una lista muy completa tanto online como presenciales.
  •  MULTIDISCIPLINAR, MULTITAREA: la integración entre las distintas áreas que tienen como principal objetivo la relación con clientes o usuarios es cada vez mayor, así como entre empleados provenientes tradicionalmente de distintas disciplinas y que se unen en torno a retos comunes. Es cierto que aún se demanda especialización para algunos perfiles, pero la tendencia es que estos sean en mayor medida multidisciplinares y capaces de abarcar una diversidad de tareas. En este sentido, la flexibilidad y la capacidad de adaptarse a los cambios son muy valorados.
  • KNOWMAD: formada por las palabras del inglés ‘know’, es decir, saber, y ‘nomad’, que significa nómada, representa uno de los perfiles profesionales más atractivos del momento. Estos sujetos se caracterizan por ser capaces de gestionar su talento y sus conocimientos de forma innovadora en itinerancia, con lo cual son capaces de desarrollar proyectos y de dar salida a su creatividad con otros profesionales en distintos entornos. Si quieres saber más sobre el tema, te animo a ver esta breve entrevista:

  • MARCA PERSONAL: recuerdo que hace unos meses en una conferencia sobre marca personal a la que asistí el ponente indicó que las empresas no quieren trabajadores con marcas personales potentes. Sin embargo, yo creo que esto está cambiando. Las organizaciones están tomando conciencia de la importancia de la gestión del talento en su interior a través de la suma de marcas personales que representen un valor añadido para su propia marca. Esto se debe, entre otras razones, al hecho de que las compañías se han dado cuenta del poder para generar ‘engagement’ que tienen sus propios trabajadores, más allá del poder de la marca corporativa. De este modo, el valor, de esta última, aumenta con la suma de las marcas de los profesionales que la integran. Si quieres conocer algo más sobre este tema puedes consultar algunas de las entradas anteriores que he escrito sobre él, por ejemplo, esta.
  • INVESTIGACIÓN DE TENDENCIAS O COOLHUNTING: gestionar tu marca personal desde la perspectiva del coolhunting o investigación de tendencias te permitirá obtener ventajas competitivas muy claras. Es una manera excelente de mantenerla actualizada y de atribuirle valores que realmente encajan con lo que tu sector está demandando. En este artículo para la Asociación Española de Coolhunting te doy algunas claves sobre cómo hacerlo.
  • COMUNICACIÓN DE VALORES: lo indica, por ejemplo, el Observatorio de Empleo de AgioGlobal entre los conceptos que más despuntarán en 2016 en relación con los recursos humanos: la consolidación de los valores como elemento de gestión. En los casos a los que nos estamos refiriendo, en marketing y comunicación, la correcta transmisión de los valores de una empresa y su conexión con los de la sociedad en los que opera, resulta cada vez más importante. No en vano, estamos pasando de la concepción de la marca desde un prisma corporativo, a la marca social. Es muy importante que lo tengas en cuenta en el desarrollo de tu perfil profesional. Si, además, trabajas este aspecto sobre la base del ‘storydoing’, mucho mejor. En este artículo tienes algunas consideraciones que podrían resultarte de utilidad al respecto.

 

Espero que este post te haya resultado interesante. Si es así te animo a compartirlo. En todo caso, puedes dejar un comentario con tu opinión. Me encantará conocerla.

Anuncios

Tradicionalmente los responsables de los departamentos de publicidad y marketing en las empresas se han afanado en lograr la mayor cantidad de datos posible para afinar al máximo las acciones en función del perfil de sus consumidores. El proceso, denominado targeting, implica la segmentación del público objetivo, normalmente por grupos. Algunos ejemplos podrían ser su división por edad, por estado civil, por lugar de residencia, etc.

Las herramientas que ha brindado Internet han permitido impulsar una cada vez mayor personalización de estos procedimientos, hasta el punto de que el foco ya no está en el grupo, sino en el individuo. De este modo se ha generado una cantidad de datos colosal sobre todos nosotros como consumidores. La siguiente fase nos lleva a la HIPERPERSONALIZACIÓN, con productos o servicios conectados en mayor medida con nuestras necesidades, preferencias, inquietudes e incluso con nuestras emociones más íntimas.

Todo esto está relacionado con el concepto BIG DATA, que tanto se menciona últimamente. La disponibilidad de una gran cantidad de datos no implica directamente, no obstante, que se obtengan ventajas competitivas. La información en sí, en este caso, no da el poder, sino la manera en la que se procesa.

 

El desarrollo de servicios de análisis de datos, como software específico para el tema que nos ocupa, adquiere, en consecuencia, una enorme importancia en el ámbito empresarial. De todos modos, solo una mínima parte de las grandes empresas está dándole esta orientación al Big Data en estos momentos, según indica la revista Forbes.

El procesamiento estratégico de los datos nos lleva al siguiente concepto que marca una de las principales tendencias en el entorno de los negocios: RIGHT DATA. Podríamos considerar que la cantidad de datos recopilados por las interacciones de los clientes actuales o potenciales con los servicios, la información personal publicada sobre estos, su comportamiento en el momento de la compra, sus opiniones en redes sociales después de esta, etc. representan parte de la materia prima para una empresa.

A continuación es necesario procesar esa materia prima de forma que se convierta en nuevas oportunidades para la compañía, por ejemplo, al introducir mejoras en el producto o servicio en función de la información recogida, ayudando a posicionarlos mejor, desarrollando nuevas líneas de negocio u observando tendencias que le permitan adelantarse a su competencia.

A través del Right Data vamos a preguntarnos, entre otras cosas, qué datos de los que hemos recopilado son realmente relevantes y de cuáles no disponemos aún y también son importantes. Los sistemas más actualizados de análisis informático ofrecen, en este sentido, posibilidades infinitas, cuyo único límite, en mi opinión, lo pone la capacidad creativa de los responsables de estos nuevos “servicios de inteligencia” dentro de la empresa y su alineación correcta con los objetivos estratégicos de esta.

Hay un aspecto que considero especialmente relevante a partir de todo lo comentado anteriormente. Se trata de la conexión de estas dos tendencias importantísimas en el ámbito empresarial: Right Data e hiperpersonalización. De hecho la capacidad analítica de la masa ingente de datos puede conducir al desarrollo de productos, o aplicaciones relacionadas, con una conexión más efectiva con sus destinatarios, es decir, con los clientes. Por tanto, los beneficios de este proceso son mutuos, ya que estos últimos pueden recibir una mejor experiencia en conjunto y esto también supone un valor añadido para la empresa. Un ejemplo lo encontramos en la compañía John Deere y sus tractores con tecnología que, a través del análisis de los datos recogidos relacionados con la actividad agrícola, facilitan información útil a los agricultores.

 

Si vamos aún más allá podríamos analizar la importancia que el Right Data tendrá en su vinculación con el Internet de las cosas (IDC), la hiperconexión de todo tipo de objetos cotidianos mediante la Red. La aplicación práctica lleva a que, por citar solo un caso, una prenda que cojamos de una estantería en una tienda de ropa esté provista de sensores que transmitan información instantánea. De esta forma, la empresa propietaria puede determinar cuánto tiempo estuvo en nuestras manos, cuál es el pantalón que más ha interesado, etc.

 

Smartwatch

Como indica el pensador Jeremy Rifkin en una entrevisa para El País sobre su libro La sociedad de coste marginal cero. El Internet de las cosas, el procomún colaborativo y el eclipse del capitalismo (Paidós), en el año 2020 “habrá unos cien mil millones de sensores en todo el mundo organizando todo digitalmente, funcionarán como una gran extensión del cerebro humano y conectados en una gran familia en la vida económica, social y cultural”.

Al igual que ocurre en todos los casos que analizamos a través de las investigaciones de coolhunting, asumir o no lo marcado por una tendencia dependerá de lo que establezca la estrategia empresarial. La aplicación de las mencionadas, en concreto, será más útil en unos sectores que en otros. Sin embargo, sus posibilidades pueden ser determinantes para que empresas, sean del tipo que sean, se adelanten al futuro ganando en consecuencia importantes ventajas competitivas en el presente.

 

((Nota: este artículo ha sido publicado por la autora de este blog originariamente en la web de la Asociación Española de Coolhunting))

man-475559_1280

Hace un momento he recibido un correo electrónico de una plataforma de alquiler de alojamientos turísticos en la que consulté información recientemente. En el asunto me preguntan que adónde me gustaría viajar con mis hijos. No tengo, por lo que no he sentido la tentación de abrirlo y continuar leyendo.

Con este ejemplo trato de haceros ver la importancia de personalizar hasta el máximo nivel posible la comunicación que tengáis con vuestros clientes actuales o potenciales.

El tiempo de los envíos de información masiva se ha acabado. La tendencia en Comunicación es la hiperpersonalización de contenidos. De este modo, saldrá ganando el ofertante del producto o servicio y el destinatario. Este hecho adquiere más importancia en nuestros días porque el acceso a la información es tan fácil y se puede producir a través de tantos canales, que abrirse paso hacia la recepción efectiva por parte de usuarios sobreinformados resulta una tarea cada vez más complicada.

A la hora de personalizar los mensajes que lances sobre tu oferta comercial debes tener en cuenta dos conceptos fundamentales sobre los que podría asesorarte un profesional del marketing.

En primer lugar, es muy importante el ‘targeting’, es decir, ese proceso que te permitirá segmentar correctamente a tu público objetivo, según los perfiles que lo conforman, para adaptar a ellos lo que quieras comunicar. Si esta fase se realiza correctamente, será mucho más fácil que conectes con las inquietudes, necesidades, aspiraciones o gustos de las personas a las que te dirijas.

Otra parte clave para el éxito de tus futuros contactos con los posibles clientes es el ‘big data’ o lo que empieza a denominarse igualmente ‘right data’. Tiene que ver con la capacidad de las empresas para gestionar la información que vamos dejando al adquirir un producto o servicio o simplemente al interesarnos por ellos. Es algo así como si analizaran con lupa nuestras huellas para extraer de ellas todos los datos sobre número de pie, tipo de pisada, modelo de calzado, etc. y los almacenaran para poder fabricarnos información a medida sobre un nuevo zapato. Este proceso, bien gestionado también, llevará a la hiperpersonalización de la que hablaba antes y con ello a una comunicación más efectiva.

Espero que este post te resulte de utilidad. En todo caso, agradeceré tus comentarios al respecto. Te animo a darme tu opinión o a compartirlo.