Posts etiquetados ‘storydoing’

Para conseguir objetivos profesionales es fundamental hoy en día que trabajemos nuestra comunicación personal de un modo estratégico. Así estaremos dotando de contenido relevante nuestra marca personal y estaremos determinando los valores que nos posicionarán de forma efectiva y que nos presentarán de manera diferencial en un mercado tan saturado como el actual.

 

A continuación comparto con mis lectores una infografía que resume los diez pasos que considero imprescindibles a la hora de diseñar nuestro Plan de Comunicación Personal. A mí me han servido. Os animo a probarlos y si tenéis alguna duda o sugerencia, estaré encantada de que me escribáis. Si os gusta este recurso, os invito, además, a compartirlo para que pueda resultar de utilidad a otras personas.

 

Tu Plan de Comunicación Personal en 10 pasos. (1)

 

El ritmo vertiginoso de cambios que suponen los avances tecnológicos y, fundamentalmente, su impacto sobre la manera de comunicarnos dejan algo muy claro para quienes nos dedicamos al mundo del marketing o la comunicación: la necesidad constante de actualizar nuestra forma de trabajar, nuestras herramientas, las características de los departamentos dentro de una empresa en los que nos integremos…

A continuación propongo una serie de claves para actualizar tu perfil profesional si trabajas en los ámbitos que he mencionado anteriormente o estás buscando empleo en ellos. Te sugiero que las tengas en cuenta para mantener al día tu currículum en función de lo que se demanda o va a demandar en tu profesión. Están basadas en las principales tendencias empresariales, en las más destacadas de forma específica en estos sectores, que ya os comenté en un artículo anterior, y en las de los recursos humanos en general. Asimismo, he tenido en cuenta las que, en mi opinión, deben ser las principales características actuales y en un futuro inmediato de las áreas de marketing y comunicación tanto en empresas como en otras organizaciones e instituciones.

 

  • BIG DATA (RIGHT DATA): la revista de negocios de Harvard, una de las más prestigiosas del mundo, consideró que el trabajo en la conocida como Ciencia de Datos (Data Science) era el “más sexy del siglo 21”. A pesar de que aún representan una minoría las compañías que lo han incorporado de forma eficiente a la gestión empresarial, se prevé que siga creciendo la demanda de profesionales con conocimientos en esta materia. ¿Por qué? Básicamente porque es preciso saber qué hacer correctamente con la ingente cantidad de datos sobre clientes y usuarios de los que se dispone gracias a Internet para mejorar así la experiencia de estos, la forma de comunicar con ellos, la personalización de productos y servicios, etc. Yo lo estudio principalmente a través de Big Data University, perteneciente a IBM, pero hay otros muchos cursos y másteres muy interesantes. En este enlace tienes una lista muy completa tanto online como presenciales.
  •  MULTIDISCIPLINAR, MULTITAREA: la integración entre las distintas áreas que tienen como principal objetivo la relación con clientes o usuarios es cada vez mayor, así como entre empleados provenientes tradicionalmente de distintas disciplinas y que se unen en torno a retos comunes. Es cierto que aún se demanda especialización para algunos perfiles, pero la tendencia es que estos sean en mayor medida multidisciplinares y capaces de abarcar una diversidad de tareas. En este sentido, la flexibilidad y la capacidad de adaptarse a los cambios son muy valorados.
  • KNOWMAD: formada por las palabras del inglés ‘know’, es decir, saber, y ‘nomad’, que significa nómada, representa uno de los perfiles profesionales más atractivos del momento. Estos sujetos se caracterizan por ser capaces de gestionar su talento y sus conocimientos de forma innovadora en itinerancia, con lo cual son capaces de desarrollar proyectos y de dar salida a su creatividad con otros profesionales en distintos entornos. Si quieres saber más sobre el tema, te animo a ver esta breve entrevista:

  • MARCA PERSONAL: recuerdo que hace unos meses en una conferencia sobre marca personal a la que asistí el ponente indicó que las empresas no quieren trabajadores con marcas personales potentes. Sin embargo, yo creo que esto está cambiando. Las organizaciones están tomando conciencia de la importancia de la gestión del talento en su interior a través de la suma de marcas personales que representen un valor añadido para su propia marca. Esto se debe, entre otras razones, al hecho de que las compañías se han dado cuenta del poder para generar ‘engagement’ que tienen sus propios trabajadores, más allá del poder de la marca corporativa. De este modo, el valor, de esta última, aumenta con la suma de las marcas de los profesionales que la integran. Si quieres conocer algo más sobre este tema puedes consultar algunas de las entradas anteriores que he escrito sobre él, por ejemplo, esta.
  • INVESTIGACIÓN DE TENDENCIAS O COOLHUNTING: gestionar tu marca personal desde la perspectiva del coolhunting o investigación de tendencias te permitirá obtener ventajas competitivas muy claras. Es una manera excelente de mantenerla actualizada y de atribuirle valores que realmente encajan con lo que tu sector está demandando. En este artículo para la Asociación Española de Coolhunting te doy algunas claves sobre cómo hacerlo.
  • COMUNICACIÓN DE VALORES: lo indica, por ejemplo, el Observatorio de Empleo de AgioGlobal entre los conceptos que más despuntarán en 2016 en relación con los recursos humanos: la consolidación de los valores como elemento de gestión. En los casos a los que nos estamos refiriendo, en marketing y comunicación, la correcta transmisión de los valores de una empresa y su conexión con los de la sociedad en los que opera, resulta cada vez más importante. No en vano, estamos pasando de la concepción de la marca desde un prisma corporativo, a la marca social. Es muy importante que lo tengas en cuenta en el desarrollo de tu perfil profesional. Si, además, trabajas este aspecto sobre la base del ‘storydoing’, mucho mejor. En este artículo tienes algunas consideraciones que podrían resultarte de utilidad al respecto.

 

Espero que este post te haya resultado interesante. Si es así te animo a compartirlo. En todo caso, puedes dejar un comentario con tu opinión. Me encantará conocerla.

Si quieres mantener al día tus acciones de comunicación y de marketing en este nuevo año que acabamos de estrenar te animo a tener en cuenta estas tendencias, que entiendo que son las más relevantes. Ahora te las expongo brevemente, iré profundizando en cada una de ellas a lo largo de siguientes posts:
CONEXIÓN CON VALORES: la comunicación, ya sea personal, política, pública o empresarial, debe sustentarse en valores y estar permanentemente actualizada para conectar de forma correcta con la realidad social.

– HIPERPERSONALIZACIÓN: se trata básicamente de conectar los productos y servicios con las necesidades más personales de cada consumidor o consumidora, incluso con sus emociones más íntimas.

– EMOCIONAR A TRAVÉS DE ‘STORYDOING’: la estrategia comunicativa tiende a sustentarse sobre la acción, de forma coherente con los valores que se proyectan a través del marketing y la comunicación, es decir, que va más allá del tradicional ‘storytelling’.

– DESARROLLO EN ENTORNOS ‘MULTI’: para alcanzar los objetivos que se marquen es preciso tener en cuenta la evolución de los contextos en los que se desarrolla la comunicación, especialmente el hecho de que han registrado un efecto multiplicador que los convierte, por ejemplo, en multipantalla, multicanal, multidireccional…

– DE LA MARCA CORPORATIVA A LA SOCIAL: el ‘branding’ (la construcción de la marca) pone cada vez más el foco en el exterior, especialmente en el público destinatario y en el impacto social positivo sobre su entorno; de este modo, nos encontramos con marcas más sociales, comprometidas y activas.

– COCREACIÓN MASIVA: me refiero al poder colectivo de la construcción, reconstrucción e incluso deconstrucción de los contenidos comunicativos emitidos; se hace mediante la viralidad, lo cual conlleva, asimismo, una customización de la comunicación.

PRIORIDAD A LO VISUAL: continúa reforzándose la apuesta por elementos muy visuales como la ilustración o la animación.

A menudo nos encontramos excelentes iniciativas empresariales, ideas creativas magníficas o proyectos de emprendimiento que merecían la pena y que, sin embargo, se quedan por el camino. Una de las principales razones es el hecho de subestimar la comunicación en gran parte del proceso. Esta debe ser transversal e impregnar todas las decisiones desde el principio.
Si entendemos la comunicación como relación, se establecen conexiones en este sentido no solo en el momento en el que el emprendedor o emprendedora pone en marcha su actividad de cara a un público, sino desde el primer instante en el que promueve un vínculo comunicativo intrapersonal con su idea creativa, con lo que será su futuro modelo de negocio. A partir de ahí se producen otras relaciones comunicativas, las principales con sus colaboradores (socios, business angels, etc.) y con sus clientes, comunidades de usuarios o público en general.
En todas las fases es preciso afrontar la comunicación con un planteamiento estratégico, que tiene en cuenta una serie de elementos fundamentales: investigación, conocimiento; formulación de objetivos; diseño de acciones; desarrollo, ejecución; y evaluación, seguimiento.
Es importante conocer las tendencias en comunicación y marketing para que las acciones en estos ámbitos sean efectivas, al conectar correctamente con las preferencias y hábitos de los clientes o potenciales usuarios del servicio que se proponga. A continuación te indico las principales que existen en la actualidad; tuve la oportunidad recientemente de exponerlas en una jornada de Andalucía Emprende en Sevilla ante numerosos emprendedores:
▪ Conexión con valores.
▪ Hiperpersonalización.
▪ Emocionar a través del ‘storydoing’.
▪ Multi (multicanal, multipantalla, muldireccional).
▪ De la marca corporativa a la marca social (comprometida, activa).
▪ Cocreación masiva, customización de la comunicación.
▪ Visual (ilustración, animación…).

tendencias

En próximas entradas en este blog analizaré las principales tendencias empresariales actuales y otras claves que entiendo que cualquier emprendedor debe conocer sobre marketing y comunicación para que la conexión de su modelo de negocio con el público sea la esperada.

(NOTA: Esta página personal compite en los premios Bitácoras a los mejores blogs en español. En estos momentos está muy bien posicionado entre los primeros en la clasificación parcial de la categoría ‘Marketing y Social Media’. Si te apetece, aún estás a tiempo de votar por él a través de este enlace. Serán solo 15 segundos. Te lo agradezco de antemano).
PUEDES VOTAR HACIENDO CLIC AQUÍ

Hace unos días compartí en este blog una ponencia sobre marca personal en la que analizaba la importancia que tiene trabajar este concepto para posicionarnos correctamente en nuestro sector profesional. Todos y todas dejamos huellas. No obstante, la diferencia principal entre aplicar o no a ese rastro el ‘Personal branding’, que es como nos referimos en inglés a la construcción de marca personal, es la capacidad de gestionarlo correctamente en función de unos objetivos, con un planteamiento estratégico.

En dicha presentación planteaba los beneficios de aplicar el ‘Coolhunting’ al desarrollo de nuestra marca personal, ya que de ese modo podríamos detectar los valores en nuestro ámbito de actuación que nos permitan diferenciarnos, algo esencial en mercados saturados.

Hay un aspecto que considero muy interesante en el ‘Personal branding’ y que representa una tendencia con la que se alinean cada vez en mayor medida grandes empresas en la gestión de su marca corporativa. Me refiero a la importancia del relato, pero no al estilo tradicional que estableció la generalización del ‘storytelling’ como herramienta de marketing, sino con una orientación clara hacia la acción, basada en ejemplos reales.

Mi consideración de la relevancia de este tema cuando una persona decide trabajar consigo como si se tratara de una marca a la que hay que cuidar, posicionar, diferenciar, entre otros aspectos, tiene que ver con mi reivindicación de una comunicación basada en valores. Este es uno de los principios en los que baso mi trabajo y que ha impregnado de forma transversal, o al menos eso he pretendido, las publicaciones en este blog. Este modelo comunicativo, que encaja de manera clara con tendencias empresariales actuales como el impacto social positivo, podría contribuir a recuperar la confianza en las organizaciones en general. Es así porque permite conectar las características asociadas a la marca con los valores de sus consumidores o usuarios y, además, lo hace a través de una acción coherente con éstos. Por tanto, tiene más que ver con lo que muchos expertos han venido a llamar ‘storydoing’. A este respecto, se pueden consultar, por ejemplo, las reflexiones de los consultores Melvin Peña o Antoni Gutiérrez-Rubí.

La evolución del ‘storytelling’ al ‘storydoing’ se refiere al relato orientado a la acción, precisamente porque es ésta última la que da sentido al primero, la que lo llena de contenido. En mi opinión, este tema es fundamental en Comunicación, porque nos permite pasar de la historia vacía de ejemplos, cuya capacidad de convicción se basa, sobre todo, en la habilidad a la hora de ser contada, al relato desarrollado a partir de las experiencias propias que lo convierten en ejemplar. En consecuencia, consiste en un paso más desde el decir hacia el hacer, desde la emoción a través de las palabras a la capacidad de emocionar mediante las acciones y eso cuando hablamos de gestionar nuestra marca personal resulta especialmente relevante.