Posts etiquetados ‘storytelling’

Quienes seguís habitualmente este blog o mis publicaciones en otros espacios habréis leído mis reflexiones sobre la importancia que iba a ir adquiriendo cada vez en mayor medida la comunicación o narrativa transmedia. En España hay marcas que empiezan a apostar de forma decidida por aplicar este concepto en su estrategia. No obstante, no son tantas como para que pueda cambiar ya el título de este post de manera que en vez de futuro diga presente. Hoy os traigo dos ejemplos presentados en los últimos días. Pero antes, recordemos qué significa todo esto.

En comunicación pasamos inicialmente con el desarrollo de la web 2.0 de una comunicación lineal, por tanto, unidireccional y también vertical, a una interactiva, caracterizada por la horizontalidad. Ahora estamos asistiendo al auge de las narrativas transmedia, en las que los relatos se expanden a través de distintos canales y plataformas. En este proceso se enriquecen con la participación de los destinatarios, que comparten los contenidos en redes sociales.

Lejos de replicar una historia en un espacio u otro, los contenidos se diseminan de manera que cada medio le aporta elementos significativos diferentes. De esta forma están naciendo nuevos formatos y formas de creación y distribución. En todo caso la aportación de los públicos adquiere mucha relevancia.

En comunicación transmedia los relatos son narrados de forma expandida por múltiples canales y plataformas y se van enriqueciendo al ser compartidos en redes. No consiste solo en replicar, sino en diseminar la historia de manera que cada medio le aporte elementos diferentes, pero en todo momento los destinatarios viven una experiencia consistente en el marco de otra global. Al público se le da el poder de compartir, incluso de cocrear, se le sitúa en el centro, como protagonista del proceso. Su rol, en consecuencia, cambia, ya no son meros espectadores.

Por otro lado, el consumo en concreto de contenidos audiovisuales ya no se produce en torno a un televisor, desde un sofá o una cama. Se ha vuelto nómada, en muchas ocasiones en movilidad, por lo que las marcas que quieran sobrevivir en esta nueva era deben garantizar el acceso a lo que emiten desde múltiples canales y plataformas para que sea consumido por las personas cuando estas quieran, donde quieran y como quieran.

Os invito a conocer estos dos ejemplos recientes sobre lo que supone este concepto que va a revolucionar la manera en la que muchas marcas se comunicarán con sus consumidores. El primer caso se corresponde con el vídeo explicativo del universo basado en este concepto y que ha desarrollado la empresa El cañonazo transmedia para la nueva serie original de Movistar “La zona”, estrenada recientemente.

 

 

El segundo ejemplo se refiere a Playz, presentada esta semana como la apuesta de RTVE por los contenidos transmedia. En este enlace puedes acceder a la información: Playz en Panorama Audiovisual.

 

Momento de la presentación de Playz (foto: Panorama Audiovisual)

 

Si te ha gustado esta entrada siéntete por supuesto completamente libre para compartirla, recomendarla o para comentar. ¡Hasta pronto!

Anuncios

Hace unos días compartí en este blog una ponencia sobre marca personal en la que analizaba la importancia que tiene trabajar este concepto para posicionarnos correctamente en nuestro sector profesional. Todos y todas dejamos huellas. No obstante, la diferencia principal entre aplicar o no a ese rastro el ‘Personal branding’, que es como nos referimos en inglés a la construcción de marca personal, es la capacidad de gestionarlo correctamente en función de unos objetivos, con un planteamiento estratégico.

En dicha presentación planteaba los beneficios de aplicar el ‘Coolhunting’ al desarrollo de nuestra marca personal, ya que de ese modo podríamos detectar los valores en nuestro ámbito de actuación que nos permitan diferenciarnos, algo esencial en mercados saturados.

Hay un aspecto que considero muy interesante en el ‘Personal branding’ y que representa una tendencia con la que se alinean cada vez en mayor medida grandes empresas en la gestión de su marca corporativa. Me refiero a la importancia del relato, pero no al estilo tradicional que estableció la generalización del ‘storytelling’ como herramienta de marketing, sino con una orientación clara hacia la acción, basada en ejemplos reales.

Mi consideración de la relevancia de este tema cuando una persona decide trabajar consigo como si se tratara de una marca a la que hay que cuidar, posicionar, diferenciar, entre otros aspectos, tiene que ver con mi reivindicación de una comunicación basada en valores. Este es uno de los principios en los que baso mi trabajo y que ha impregnado de forma transversal, o al menos eso he pretendido, las publicaciones en este blog. Este modelo comunicativo, que encaja de manera clara con tendencias empresariales actuales como el impacto social positivo, podría contribuir a recuperar la confianza en las organizaciones en general. Es así porque permite conectar las características asociadas a la marca con los valores de sus consumidores o usuarios y, además, lo hace a través de una acción coherente con éstos. Por tanto, tiene más que ver con lo que muchos expertos han venido a llamar ‘storydoing’. A este respecto, se pueden consultar, por ejemplo, las reflexiones de los consultores Melvin Peña o Antoni Gutiérrez-Rubí.

La evolución del ‘storytelling’ al ‘storydoing’ se refiere al relato orientado a la acción, precisamente porque es ésta última la que da sentido al primero, la que lo llena de contenido. En mi opinión, este tema es fundamental en Comunicación, porque nos permite pasar de la historia vacía de ejemplos, cuya capacidad de convicción se basa, sobre todo, en la habilidad a la hora de ser contada, al relato desarrollado a partir de las experiencias propias que lo convierten en ejemplar. En consecuencia, consiste en un paso más desde el decir hacia el hacer, desde la emoción a través de las palabras a la capacidad de emocionar mediante las acciones y eso cuando hablamos de gestionar nuestra marca personal resulta especialmente relevante.