Comunicación fake news Periodismo Social Media Transparencia

Cómo identificar los bulos o fake news sobre el coronavirus

Seguramente en las últimas horas al igual que yo hayas recibido mensajes a través de whatsapp sobre el coronavirus reenviados una y otra vez por decenas de personas. Ayer, en concreto, recibí, entre otros, uno con imágenes de muchísima gente esperando que abriera un supermercado de la cadena Aldi, otro que citaba a una doctora explicando formas para evitar que el virus nos afecte y finalmente uno de audio supuestamente de un responsable del Hospital Gregorio Marañón que ya ha sido desmentido. El vídeo del supermercado está grabado en Alemania y es de 2011, no es actual.

Te sugiero que cuando recibas uno de estos mensajes con supuestos remedios naturales, consejos que incitan a la compra o que utilizan el nombre de un experto o experta pero no citan las fuentes, los pongas “en cuarentena” y no los reenvíes sin comprobar si son bulos. Hay varias maneras de verificarlos. Te indico cinco que son las que yo suelo usar:

  • Si se trata de una alerta, por ejemplo, que hace referencia a Sanidad, Guardia Civil o Policía Nacional, acude a sus perfiles oficiales en redes sociales. Funcionan muy bien por la inmediatez los de Twitter. Ahí podrás comprobar si hay algún desmentido o en caso contrario se ha publicado dicha alerta.
  • Para informarnos siempre es recomendable acudir a medios de comunicación con una trayectoria destacada y no a portales en Internet que utilizan cebos para atraer tráfico y así conseguir ingresos publicitarios. Si lo que anuncian es una supuesta vacuna, introduce en Google palabras claves usadas por esa web (equipo médico que la ha desarrollado, nombre del estudio…) o copia y pega el titular y comprueba si hay alguna referencia en alguna revista o periódico de prestigio.
  • Los periodistas al ofrecer una información debemos citar su procedencia, aunque a veces no podamos dar detalles explícitos sobre esta y recurramos a fórmulas como “fuentes de la investigación, judiciales, etc. Si un mensaje de reenvío masivo con apariencia de supuesta noticia nombra a alguna persona experta, una universidad, una investigación, pero carece de referencias en este sentido, piensa que el contenido puede ser falso.
  • Elige dos o tres palabras clave que acoten la búsqueda en buscadores como Google y observa si hay alguna referencia de una fuente oficial fiable.
  • Introduce en buscadores parte del texto junto a la palabra “bulo” o “fake news“. Hay portales que se dedican a identificarlos y es probable que ya lo hayan analizado. También puedes avisar a través de estas webs para que hagan la comprobación. Normalmente yo acudo a maldita.es

Nos encontramos en un momento muy delicado en términos de salud pública, pero también en cuestiones informativas. Una información veraz es imprescindible para detener el contagio masivo porque sirve de canal fiable, por ejemplo, de los consejos de quienes realmente están autorizados para darlos. Los bulos o fake news pueden hacer especialmente daño en situaciones de miedo en la ciudadanía como ocurre en la actualidad. No contribuyamos a su expansión.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: