Rajoy ya no quiere ser Rajoy

Publicado: 25/01/2009 en Comunicación, Elecciones, Política
Etiquetas:, , , , , , , ,

 

fotorajoy1

 

A Mariano Rajoy, mal asesorado, le han dicho que ya no debe ser más Mariano Rajoy y él ha decidido intentar reinventarse por enésima vez, en lo que se vaticina un probable nuevo fracaso. Quizás influenciado por la falsa creencia de que Barack Obama lo copiaba por recurrir a su famosa “niña” y anestesiado por el célebre triunfo del cambio en Estados Unidos, el presidente del PP ha decidido emular sin tapujos al nuevo mandatario de la Casa Blanca.

La inspiración en los nuevos aires que puede instaurar Obama en la política en general, más allá de las fronteras norteamericanas, será bienvenida por muchos, incluida una servidora. Sin embargo, la imitación desvergonzada, venga de las filas del Partido Popular, o de otras, roza el ridículo. Recientemente, tuvimos el ejemplo en la campaña del candidato del PP en las elecciones vascas, Antonio Basagoiti, al recurrir a la misma música que el entonces candidato demócrata, después de protagonizar otros casos de plagio.

Al igual que Obama en su discurso de investidura, Rajoy ha decidido hablar ahora de valores, de unidad y de patriotismo frente a la crisis. A la mímesis la bautiza como “nuevo patriotismo”. ¿No os suena? En su discurso de hoy en la clausura del Foro Abierto de Militantes del PP, en la misma línea del presidente norteamericano apela a la ilusión, la esperanza y al cambio frente a la amargura, los sueños rotos y el miedo. En relación con esto último alude al presidente Roosevelt y a su famosa frase sobre la necesidad de superar cualquier temor, porque éste es nuestro principal enemigo.

La constante búsqueda de liderazgo lleva a Rajoy a tratar de romper continuamente consigo mismo, ahora copiando a Obama. Para ilustrarlo podríamos remontarnos a su intervención en el último debate de investidura, tras haber perdido de nuevo las elecciones generales frente a Zapatero. Al comparar la parte dedicada a la economía con la de hoy se nota, aún más si cabe, la intención de emular al presidente norteamericano.

Rajoy:

Algunos han olvidado que la verdadera prosperidad nace del ejercicio continuado de valores que hacen fuerte a la persona y su papel en la sociedad.

El individualismo posesivo y consumista que algunos han fomentado hasta el infinito, la cultura de la satisfacción inmediata y la del beneficio a cualquier precio, no son  instrumentos para construir una sociedad mejor.

Descuidar la prudencia, la austeridad, la sencillez, los valores aprendidos de nuestros mayores y sustituir la paciencia laboriosa del artesano por las prisas y por las escaramuzas del especulador, han debilitado los fundamentos morales de nuestra sociedad.  Esa es una enseñanza de la crisis.

Obama:

Puede que nuestros retos sean nuevos. Puede que los instrumentos con los que nos enfrentarnos a ellos sean nuevos. Pero esos valores de los que depende nuestro éxito – el trabajo duro y la honestidad, la valentía y el juego limpio, la tolerancia y la curiosidad, la lealtad y el patriotismo – estas cosas son antiguas. Estas cosas son verdaderas. Han constituido la fuerza silenciosa de nuestro progreso a lo largo de nuestra historia. Por tanto, lo que se requiere es un retorno a estas verdades. Lo que ahora se nos pide es una nueva era de responsabilidad, un reconocimiento por parte de cada estadounidense de que tenemos obligaciones hacia nosotros mismos, nuestro país y el mundo, obligaciones que no aceptamos a regañadientes, sino que asumimos de buena gana, con la seguridad de saber que no hay nada tan satisfactorio para el espíritu, tan determinante de nuestro carácter, como el darlo todo ante una tarea difícil.

Rajoy:

Tenemos que  limpiar el buen nombre del futuro para que la ilusión de vivir devuelva lo antes posible la alegría a los españoles. España sin ilusión por el futuro pierde su identidad más auténtica.

Hace ya muchos años el presidente Roosevelt  dijo en un momento  que podría parecerse al presente: “sólo hay que tener miedo al miedo mismo”.

Hoy, en España, lo veis todos los días, el verdadero enemigo es el miedo al futuro y la verdadera valentía es la de aquellos  que están dispuestos a trabajar sin desmayo por la esperanza. Esa es hoy la verdadera valentía.

Os diré una cosa que la creo profundamente.

Hay motivos para la esperanza y el primero es  la sociedad española.

Son los españoles que trabajan duro, que madrugan, que trasnochan en turnos agotadores, que se ocupan de sus hijos, de sus nietos, de sus mayores, de sus semejantes.

Obama:

Hoy os digo que los retos a los que nos enfrentamos son reales. Son graves y son muchos. No los vamos a poder superar fácilmente ni en un corto periodo de tiempo. Pero quiero que Estados Unidos sepa algo: vamos a superarlos.
En este día nos reunimos porque hemos elegido la esperanza por encima del miedo, la unidad de propósito por encima del conflicto y la discordia
Anuncios
comentarios
  1. Tomás García Broceño dice:

    María José: es un análisis estupendo el que has hecho, eres una gran profesional, y con unas dosis de creatividad tremendas. En estos momentos tristes debes sacar lo mejor de tí misma, porque somos muchos los que sin conocerte personalmente, únicamente de lo que podemos saber de tí a través de estas páginas de fb y tus trabajos, te apreciamos y te necesitamos en plena forma.

    Con respecto al post, evidentemente, la victoria de Obama representa un antes y un después, y los expertos en comunicación electoral, analizan las variables que le han hecho llegar a la meta a Barack Obama. Lo que no tienen en cuenta, es el contexto, es decir, lo que funciona en los Estados Unidos de América no tiene por qué tener éxito en España, en Francia o en Alemania.

    Evidentemente, la sociedad americana es conservadora y liberal, con unos valores arraigados profundamente y un patriotismo exacerbado. El trabajo duro, la honestidad, la valentía, el juego limpio, la tolerancia, la curiosidad, la lealtad y el patriotismo son valores en los que podemos coincidir en algún caso, deseables en cualquier colectivo y momento histórico, pero lejos de coincidir como prioritarios en la escala axiológica de nuestro país, y es lógico, porque nos enfrentamos a problemas y necesidades diferentes.

    Tampoco creo que los asesores de Rajoy hayan pretendido un paralelismo con el presidente estadounidense, sería ingenuo y nada eficaz, porque al final lo que vende la marca Obama es modernidad y cambio, y Don Mariano y su cuadrilla huelen a trasnochado y a pasado.

    Más bien lo que intentan los asesores de Rajoy es que los ciudadanos, valoren su capacidad para traer al presente o al futuro, un pasado con mejores parámetros macroeconómicos, y con más empleo. Prudencia, austeridad, sencillez y paciencia, alegría de vivir, trabajo, son recetas que nos indican que el modelo del ciudadano al que se dirige es aquel que trabaja, gasta poco y ahorra mucho. ¿Por qué?. Porque en el fondo desconfía del ciudadano como agente económico, y lo único que espera es que se ponga al servicio de la empresa y del empresario para producir bienes y servicios.

    Parece mentira que tenga la desfachatez de citar a Roosevelt, cuya política fue muy similar a la ejercida por nuestro presidente en la actualidad, y desde luego lejos de llamar al ahorro y a la constricción del consumo.

    Este creo, amiga María José que es el verdadero sentido del mensaje de Rajoy, y de sus asesores, vender la marca de la persona seria, responsable, que encarna los valores más rancios y tradicionales, de la sociedad española, que va a ser el que va a salvar el país de la recesión económica y del desempleo, y va a ser capaz de devolver la alegría a España, con el sudor de la frente de los trabajadores.

    Me gusta

    • enfoqueciudadano dice:

      Gracias Tomás. No sé si merezco esas palabras, pero muchísimas gracias. En todo caso, leerlas me anima a seguir adelante, a seguir escribiendo. Un abrazo.

      Me gusta

  2. Joaquín dice:

    Miedo me das, amada y nunca bien ponderada María José, cuando tan fino hilas en este constante maremoto que significa la estrategia política ante el ciudadano. Y sinceramente creo das en el blanco ante esta comparación, aunque es algo previsible después del último resultado electoral y la dulcificación que ha vivido el mensaje del PP a través de caras más amables y de un mensaje que no esconde determinados tintes progresistas. Lo que apuntas de Obama&Rajoy, blanca y en bote, pero hay que tener en cuenta que en estos tiempos que vivimos ese discurso está de moda y sin duda a él se sumarán otros muchos, por no decir casi todos.

    Me gusta

  3. “El individualismo posesivo y consumista que algunos han fomentado hasta el infinito, la cultura de la satisfacción inmediata y la del beneficio a cualquier precio, no son instrumentos para construir una sociedad mejor.”

    La concomitancia pretendida con Obama es sólo de apariencia. La crítica al consumismo o al hedonismo forman más parte del discurso conservador-católico que del discurso “liberal”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s