Es cierto que en los últimos tiempos, debido, sobre todo, a la eclosión de los Social Media, el marketing en Internet se está redefiniendo para lograr mayores niveles de efectividad en entornos realmente complejos.

La situación de los medios clásicos (Televisión, Internet, radio) por la competencia cada vez mayor de los digitales y por la crisis económica ha provocado un descenso paulatino de la inversión publicitaria en ellos.

En mi opinión, el marketing viral, que ha predominado las primeras fases del desarrollo de las redes sociales y otros espacios colaborativos en internet, va dando paso a tendencias que inciden más en la ‘targetización’, es decir, en la segmentación por públicos objetivo. No obstante, su desarrollo sigue siendo muy importante.

El Word-of-Mouth Marketing, por ejemplo, basado en el “boca a oreja” aplicado a estos nuevos espacios, nos invita a consumir un determinado producto o servicio, o a realizar una acción emulando lo que alguien, con quien compartimos en la Red y por quien, de alguna manera, nos podemos dejar orientar, ya está haciendo y recomendando.

Las acciones virales siguien siendo el eje de muchas de las estrategias publicitarias y comunicativas en la Red. En todo caso, siempre tienen un comienzo, de cuyo acierto depende en gran medida el éxito posterior. Todo ello no es ajeno a que los medios sociales en los que muchísimas personas nos encontramos actualmente ‘enredados’ demuestran, cada día en mayor medida, su enorme potencial comunicativo y de amplificación de mensajes.

El siguiente vídeo, que he conocido vía José Manuel Talero, de la European Association of Political Consultants (EAPC), refleja de algún modo esto que os comento. Os invito a verlo. Creo que merece la pena y demuestra, como dice Macaco en esa excelente canción de ‘Moving’ que “una gota junto a otra hace oleaje…”.

(NOTA: post importado desde el blog anterior de la misma autora ‘Enfoque Ciudadano’)

Anuncios
comentarios
  1. Pablo dice:

    Como siempre muuuuuy interesante.

    Hay una cosa que me llevo preguntando desde que vi algunas campañas virales como por ejemplo la de “Amo a Laura”. ¿Hasta que punto esto es controlable?

    Por poner dos ejemplos españoles de Youtube: dos de los grandes vídeos virales de Internet han sido el de contigo no bicho y el de la socorrista que “la lía parda”. Sin duda no había detrás ningún creativo pero el éxito ha sido redondo y seguro que muchísimos intentos de campaña han sido un fiasco.

    ¿Realmente hay alguna pauta a seguir para el éxito? ¿Aún no se ha encontrado? ¿Es tan mutable que lo que sirve hoy ya no vale mañana?

    Eso si, sin duda el boca-oreja funciona y es eficaz. Nada como el consejo de un amigo para comprar un producto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s