Hace unos días tuve ocasión de intervenir en un acto sobre Política 2.0 organizado por el PSOE de Huelva. Se trataba de una sesión de trabajo con candidat@s, militantes y simpatizantes, en general, interesados en nuevas formas de Comunicación. El éxito de la convocatoria demuestra el interés que despiertan las redes sociales y su proyección para los partidos políticos en la relación con la ciudadanía.

Como comenté a los asistentes, nadie duda ya de la importancia que tiene Internet para la acción política. Hay que estar, por supuesto, pero no de cualquier manera. En relación con los partidos, hay dos formas principales de participar en estos entornos sociales virtuales: una, se reduce prácticamente a mirarse el ombligo (revisar estadísticas, contar el número de trolls que se es capaz de generar, etc.) y otra, que se centra fundamentalmente en explorar instrumentos para mejorar la acción política.

En la tarea de usar Internet, en general, y las redes sociales, en concreto, para introducir mejoras de manera continua en la relación entre políticos y posibles votantes, entre gobernantes y gobernados, resulta fundamental un concepto: la escucha activa. Esta es una idea importantísima para romper el desapego de la ciudadanía con la Política. Con su aplicación, la gestión es compartida con los ciudadanos, por lo que estos dejan de ser meros destinatarios en el proceso comunicativo.

No en vano nos encontramos en un momento en el que el ciudadano tiene más poder que nunca para hacer llegar sus reacciones a los políticos, de modo que éstos puedan darles una respuesta. Tenemos una responsabilidad enorme. Debemos ser garantes de un nuevo modelo de comunicación y de acción políticas que se orienta  hacia el ciudadano mediante la escucha activa. Estas nuevas formas comunicativas sitúan a las personas en el centro de la gestión política. Por ello en un proceso electoral como el que nos ocupa los candidatos y candidatas deben estar en las redes sociales para dialogar.

ROMPER MUROS

Terminé mi intervención comentando que yo formo parte de una generación que ha tenido que adaptarse progresivamente a las nuevas tecnologías. De hecho mi primer contacto con un ordenador fue en la Facultad, en Primero de Periodismo. No nací con un ipad, un iphone, ni siquiera con un teléfono móvil convencional debajo del brazo. Pertenezco a esa generación de ‘inmigrantes digitales’ frente a la que se encuentran los conocidos como ‘nativos digitales’. Estos últimos se enmarcan, igualmente, en la que en nuestro país es reconocida como la Generación Tuenti.

Los nativos digitales son el presente, pero, sobre todo, son el futuro, por lo que resulta esencial romper muros entre las dos generaciones e implicar a los primeros en la acción política. Sin esa generación el cambio hacia una sociedad mejor no será posible.

(NOTA: post importado desde el blog anterior de la misma autora ‘Enfoque Ciudadano’)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s